CGT reconoce que gremios demoran el inicio de casas

CGT reconoce que gremios demoran el inicio de casas
El secretario Marrelli dijo que los sindicatos tardan en presentar la documentación necesaria.

Por la tardanza de los gremios en presentar la documentación necesaria, como por ejemplo la escrituración de los terrenos a nombre de las organizaciones de los trabajadores, está demorado el inicio de 7 de los 8 barrios que está previsto construir para este sector con fondos de un fideicomiso financiero que provee los recursos, según admitió ayer el delegado regional adjunto de la CGT local, Julio César Figueroa. En la operatoria hay 8 sindicatos involucrados, el de Televisión (STSAID), la Unión Docentes Argentinos (UDA), el Sindicato de Mecánicos (SMATA), Trabajadores de Edificios (SUTERyH), la Asociación Obrera Minera Argentina (AOMA), Ceramistas, Comercio y el de Obreros y Empleados de la Educación y de la Minoridad (SOEME). Pero según el secretario de Obras Públicas de la provincia, Vicente Marrelli, sólo el complejo que corresponde al primero está en construcción, mientras que los otros tienen problemas con los papeles y no se pueden iniciar. El funcionario aclaró que los fondos están disponibles y que las obras arrancarán cuando las organizaciones completen la tramitación faltante.

En total se trata de 780 viviendas, entre las que hay 2 barrios que corresponden a otras organizaciones.

El que había dado la voz de alerta fue el secretario Marrelli, quien consultado por la demora en el inicio de los barrios de los gremios dijo que no se trata de un problema de falta de fondos, sino que por el contrario la razón estaba en que las organizaciones “no han presentado la documentación”. Y puso de ejemplo que para iniciar los trabajos, los terrenos deben estar escriturados a nombre de los gremios, caso contrario los proyectos no pueden avanzar.

Desde la central obrera local, Figueroa, que es el adjunto del delegado regional, Eduardo Cabello, admitió que algunos gremios están en falta y que es motivo de preocupación de la central de los trabajadores sanjuaninos. Incluso, dijo que en la primera reunión del año con los secretarios generales, se les pidió que aceleraran la presentación de la documentación para no demorar el inicio de los barrios (ver aparte).

En abril del año pasado, el gobernador José Luis Gioja asistió a la creación de un fideicomiso financiero en el que el IPV iba a intervenir como fiduciante y agente de cobro, mientras que Nación Fideicomiso SA actuaría como organizador y fiduciario. Se trataba de cubrir del valor total de los barrios con el aporte de 70 millones obtenidos a través del fideicomiso, mientras que la Provincia tenía previsto aportar 50 millones de pesos más.

La operatoria consistía en lanzar Valores Representativos de Deuda por los 70 millones de pesos, para ser ofrecidos a inversores con la garantía de que si faltara cubrir parte del monto estipulado, la Administradora Nacional de Seguridad Social (Anses) iba a respaldar la operación con fondos propios.

Esa primera emisión de bonos tenía como objetivo final la edificación de casas de 55 metros cuadrados aproximadamente, con habitación, comedor, cocina y lavadero, cuyo valor en aquel momento se ubicaba en los 160 mil pesos.

Los beneficiarios de los grupos correspondientes a los gremios accederían a un préstamo hipotecario y el titular de dicho crédito debía demostrar una capacidad de pago de forma tal que el 20% de su salario cubriera los 1.100 pesos, que se estimaba en aquel momento que iban a costar las cuotas mensuales. Por otro lado, el beneficiario iba a tener hasta 25 años para devolver lo adeudado, con un interés anual cercano al 6%.

El pedido de viviendas desde la CGT ha sido recurrente y desde el Gobierno provincial se venían haciendo distintas gestiones a nivel nacional para poder cumplir con los pedidos. Fue hasta que se logró cerrar el fideicomiso con la garantía de los fondos de Anses.

Pero ahora, cuando en el Gobierno provincial, a través de Marrelli, aseguran que están los fondos disponibles, es un problema de los gremios el que estaría demorando el inicio de los complejos habitacionales.

El dato saltó a la luz cuando incluso algunos sindicatos han recibido fuertes planteos de los futuros adjudicatarios para apurar el inicio de las obras porque quieren tener sus casas en el corto plazo.

Cabello, el delegado regional, ayer no respondió a los llamados para consultarle sobre el tema, pero fuentes gremiales dijeron que hay reclamos para que salga a hacer un fuerte llamado de atención a los gremios que están demorados.

Comentá la nota