La UOM reconoció "estancamiento", "dificultades" y "descenso del crecimiento"

La UOM reconoció "estancamiento", "dificultades" y "descenso del crecimiento"
Con una solicitada publicada este lunes, el gremio liderado por Antonio Caló, que a su vez comanda la CGT oficialista, reconoció problemas económicos pero ratificó su defensa del modelo kirchnerista.
Además, el Congreso Extraordinario de Delegados metalúrgicos, reunido el último fin de semana en Mar del Plata, brindó un fuerte apoyo a Caló, que había sido fustigado por distintos sectores sindicales por su no adhesión al paro general del 10 de abril pasado.

"Tenemos plena conciencia de las dificultades actuales, cierto estancamiento de la economía, el descenso del crecimiento en otras áreas productivas e incluso las acciones, solapadas y no tanto, de algunos factores de poder", reconoce la solicitada, a la vez que advierte: "No seremos los trabajadores y nuestras fuentes de trabajo -y menos nuestra dignidad- la variable de ajuste para que a algunos privilegiados les cierren sus números y sus estados contables".

En línea con reclamos que han sostenido distintos sectores sindicales y políticos opositores, la UOM -que es parte de la CGT oficialista- exigió "la supresión paulatina del impuesto a las ganancias para la cuarta categoría" y la "universalización de las asignaciones familiares sin que medie distinción alguna.

También ratificó su colaboración con el Ministerio de Trabajo para trabajar en la erradicación del empleo en negro y, curiosamente, no habló de "este flagelo" por su efecto sobre los trabajadores, sino que lo hizo bajo el precepto de que el trabajo no registrado perjudica al Sindicato, que no recibe los fondos correspondientes al aporte de esos trabajadores.

Comentá la nota