ATE recrudece su protesta por el despido de cuatro trabajadores

ATE recrudece su protesta por el despido de cuatro trabajadores

Afirman que los empleados fueron echados sin razón de la Superintendencia de Riesgos del Trabajo. Amenazan con tomar mañana el edificio de calle Bolívar e iniciar un paro por tiempo indeterminado.

“Están vulnerando todos los derechos, están pasando por encima de las leyes sindicales. El jueves vamos a tomar de forma pacífica el edifico de la Superintendencia de Riesgos del Trabajo. Es un paro por tiempo indeterminado”, dijo Fernando Gatica, secretario adjunto de la Asociación Trabajadores del estado (ATE). Con la medida, los miembros de la asociación buscan la reincorporación del personal que fue despedido del organismo que funciona en calle Bolívar. Las protestas del gremio habían comenzado el año pasado.

Aseguran que todo comenzó el lunes, cuando cuatro de los quince trabajadores que tienen puestos en la Superintendencia no pudieron ingresar al sistema que los habilita para hacer sus tareas. Sin entender por qué, siguieron con sus labores, hasta que sus familiares les dieron aviso de los telegramas de despido. Inmediatamente informaron a ATE, que ayer realizó una asamblea con ellos y otros miembros de la central del Estado, para delinear los pasos a seguir. El primero fue presentar la resolución escrita que exige la ley antes de iniciar una medida de fuerza, en este caso el paro de actividades por tiempo indeterminado. Además, hoy habrá asamblea con atención reducida y mañana cortarán la calle Bolívar para visibilizar la lucha.

“En el telegrama les avisaban que los desvinculaban del organismo, y que a partir de ayer (lunes) no podían asistir al lugar. Sin ningún tipo de explicación. Hay un compañero que trabaja desde hace cuatro años en la oficina, y los otros están desde hace ocho meses. Acá hay algo muy grave y es que una de los despedidos es delegada de ATE”, comentó Gatica y ahí hizo mención sobre la falta de respeto a las leyes del sindicato. En todo el asunto, destacó el secretario, hay algo muy “ilógico”, y eso es que dos de las personas que fueron echadas ya habían sido destituidas de sus cargos en diciembre del año pasado.

La metodología fue la misma, los miembros de ATE hicieron paro y el gobierno nacional decidió devolverles sus trabajos. En un amague, los empleados volvieron a sus puestos a comienzos de febrero, para volver a ser despedidos veinte días después.

“En la mesa de diálogo que nosotros abrimos en 2015, con la Superintendencia de Riesgo de Trabajo en Buenos Aires, nosotros dejamos en claro que acá en San Luis no hay sobrante de personal, sino que al contrario, falta. Esta reducción va a llevar que este organismo no funcione como tiene que funcionar. Y los perjudicados van a ser los usuarios. Según cuentan los compañeros, por mes hacen alrededor de 6 mil expedientes. Mientras que en 2001 hacían mil. El trabajo ha crecido, y con la reducción de personal explotan a los que quedan”, afirmó.

Entretanto, en San Luis los trabajadores de la oficina de Bolívar cuentan con el apoyo de miembros de otros organismos nacionales y del consejo directivo provincial, en Buenos Aires los representantes intentan entablar otra mesa para hablar con Gustavo Morón, el superintendente nombrado por el presidente Mauricio Macri. “Nosotros creemos que todo se tiene que rever, porque realmente atenta con funcionamiento de este organismo”, repitió el secretario.

Comentá la nota