El rector y la Conadu cuestionaron el paro docente de la UNR

El rector y la Conadu cuestionaron el paro docente de la UNR
No es la primera vez que la Coad, el gremio local, "se corta sola" y actúa al margen de su entidad madre. La adhesión es dispar, pero el reclamo es sentido. Piden aplicar la "garantía salarial" y un "aumento puente".

El gremio que agrupa a los docentes de la Universidad Nacional de Rosario (UNR), la Coad, comenzó ayer un paro de 72 horas que se discontinúa hoy, pero proseguirá mañana y pasado, los mismos días en que su entidad madre a nivel nacional, la Conadu, realizará en Paraná un congreso extraordinario. No es la primera vez que la Coad "se corta sola" respecto de su confederación, tensiones que expresan distintas concepciones ideológicas y, consecuentemente, también diferentes alineamientos a nivel nacional. Pero esta vez, tanto el rector de la UNR, Darío Maiorana, como uno de los referentes locales de la Conadu, Sergio Matamala, salieron a cuestionar la medida que eleva a once los días que la Universidad, colegios incluidos, ya lleva de huelga. Al menos en la teoría, porque el acatamiento en las facultades fue dispar (ver aparte).

Básicamente, la Coad reclama hoy que se aplique el incremento de la llamada "garantía salarial" a partir del 1º de marzo para elevar a 8 mil pesos el sueldo del cargo testigo (ayudante de 1ª categoría, dedicación semiexclusiva), que el gobierno otorgue un "aumento puente" del 15 por ciento retroactivo a esa misma fecha, y que se modifique el mínimo no imponible del impuesto a las ganancias.

Con esa demanda, pero sobre todo para que se anticipe la reapertura de las paritarias para discutir salario, el gremio local comenzó en marzo un plan de lucha que esta semana ya habrá cumplido diez jornadas de paro propias (sumando las de 24, 48 y 72 horas), sin contar la adhesión a la medida nacional impulsada por la CTA de Pablo Micheli y la CGT de Hugo Moyano.

Esta vez, la huelga será de tres días: largó ayer y seguirá mañana y pasado, en coincidencia con otras universidades con las que Coad viene articulando sus planes de lucha, como la de Río Cuarto y San Luis, pero también con la Conadu Histórica en pleno, que responde a la CTA de Micheli.

Lo paradójico es que esos acuerdos parecen mucho más estrechos que los que el gremio de base mantiene hoy con su entidad madre, la Conadu (alineada con la CTA de Hugo Yasky), a la que la Coad no ahorra críticas por haber consensuado el cierre de las negociaciones salariales por 16 meses, sobre todo "en un contexto de brutal inflación y después del golpe que dieron los mercados", recordó la secretaria general del sindicato local, Gloria Rodríguez.

Aun así, mañana y pasado la Conadu tendrá su congreso extraordinario en Paraná para definir "acciones" en relación a la inminente apertura de paritarias, exigir a los rectores del Consejo Interuniversitario Nacional "una fecha concreta y perentoria para la ratificación del convenio colectivo de trabajo" que acaban de firmar y "a la Secretaría de Políticas Universitarias la inmediata puesta en vigencia del programa de jerarquización" (que de hecho permitiría generar un reajuste salarial con el sueldo de mayo). Pese a las tensiones, la Coad enviará a sus representantes.

Críticas. El que salió duro a cuestionar el paro fue el propio rector. "El gremio de base de la UNR hace huelgas constantes y ya llegó a la de 72 horas. Cuando haya un problema grave real, ¿qué pensará hacer?", disparó.

Lo que más criticó el funcionario fue la "metodología" con que la Coad "transgrede un principio gremial básico", que es "que los sindicatos de base deben seguir a sus federaciones porque son las que negocian con el gobierno nacional". No hacerlo, dijo, conlleva el riesgo de "atomización".

Rodríguez no dudó en responderle. "Creemos que es exactamente al revés: nosotros no les bajamos a los docentes lo que dice la Conadu, sino que los escuchamos y elevamos sus planteos".

Pero Maiorana también cuestionó los mecanismos de "microclima" con que se mueve la Coad, con "muy poca gente en las asambleas" y una "metodología de votación poco clara".

Por su parte, el secretario de Organización de la Conadu también disparó contra esas "asambleas", manejadas por una "orga" y con votaciones que "muchísimos docentes no están dispuestos a convalidar", por lo que con frecuencia "simplemente no acatan".

Matamala fue más allá y cuestionó que la Coad no admita que en los últimos años se logró "un piso de derechos histórico", con "el 82 por ciento móvil, el blanqueo del salario, fondos para capacitación gratuita, inversión en becas y ampliaciones edilicias", cuando "antes mandaban a los investigadores a lavar los platos".

El dirigente nacional dijo que "contactos con el gobierno nacional" ya anticiparon un "avance para constituir la mesa paritaria durante la segunda quincena de mayo", cuando el plazo acordado vence el 30 de junio.

Comentá la nota