"Los recursos mejoraron"

El gremio de los municipales en Rosario pretende discutir una escala de incremento salarial que no esté vinculada al proceso inflacionario. Entiende que los municipios están en condiciones de otorgar un aumento superior "a ese pequeño porcentaje".
Ante la posibilidad que municipios y comunas ofrezcan a sus empleados un 5 por ciento de aumento, el secretario adjunto del gremio rosarino, Antonio Ratner, rechazó de plano la cifra. Si bien no tiró ningún número superior hasta el momento, dijo que la conducción del gremio de los municipales en Rosario pretende "discutir una escala de incremento salarial que no esté vinculada al proceso inflacionario, y que mejore el sueldo de los municipales". Esa fue la postura que sostuvieron los representantes de los trabajadores locales en el Plenario de Secretarios Generales, donde participaron 37 dirigentes del sur provincial. La semana próxima definirían un mandato para que los integrantes de la Comisión Paritaria lleven a la mesa de negociación. La idea, según indicó Ratner a Rosario/12, es "elevar el ingreso mínimo de las categorías inferiores del escalafón". En tanto, el secretario de Hacienda municipal, Gustavo Asegurado, señaló ayer que es probable que en dos semanas haya una convocatoria formal para discutir salarios.

Apenas finalizó la reunión de la Comisión del Salario de la Federación de Sindicatos de Trabajadores Municipales (Festram), en la ciudad de Santa Fe ayer por la tarde, Ratner apuntó que el tema salarial es uno de los "más preocupantes" en el sector. "Tenemos básicos muy bajos y un 5 por ciento sobre éstos no tienen ninguna significancia", adelantó ante un posible ofrecimiento en las paritarias, que se desarrollarían antes de fin de mes. Además, insistió con desalentar el estudio de los aumentos salariales tomando como base a la inflación, tal como lo había dicho el titular de la Festram, Claudio Leoni, días atrás: "Nuestro desafío es terminar con el concepto neoliberal de atar los salarios atrás de la inflación. Es justo que en una Argentina que crece, los salarios de los trabajadores estén sujetos a una más justa distribución de los ingresos tributarios de municipios y comunas". Para Ratner, esa modalidad de otorgamiento de aumento hace que el sueldo "pierda el poder adquisitivo".

En cuanto a la escala salarial que plantea la conducción del gremio de los municipales local, el dirigente explicó: "Nosotros vemos que hoy un trabajador municipal no puede ganar un básico menor al sueldo mínimo, vital y móvil; más los adicionales que les correspondan". Ratner apuntó que los empleados que perciben el sueldo más bajo, "alcanzan a ganar 1800 pesos con un subsidio que reciben en negro". Y continuó: "Si a ese básico que ronda los 1200 pesos, le aplicamos el 5 por ciento de aumento, no es nada la diferencia: 60 pesos de aumento", se quejó.

El dirigente insistió: "Los trabajadores de los municipios se gastan el sueldo en alimentos, ropa, pago del alquiler y demás gastos, que quedan en la ciudad donde viven; y estos son los productos y servicios que más aumentaron en los últimos dos años. Si uno toma sólo la suba de precios en los alimentos, los datos estadísticos lanzaron que fue del 169 por ciento, en los últimos tres años". También subrayó que "los municipios y comunas están en condiciones de otorgar un aumento superior a ese pequeño porcentaje, sobre todo porque los recursos mejoraron notablemente".

Otro de los reclamos que la Festram pretende tratar en la paritaria es la "grave situación de los trabajadores no registrados". Ratner aseguró que en el territorio provincial hay "cerca de 9 mil trabajadores en negro". Además, apuntó a la necesidad de poner en marcha los comité mixtos de higiene y seguridad, que ya salieron por ley; sin embargo, "los intendentes y presidentes comunales todavía no quieren hablar de este tema", dijo.

Por su parte, el responsable de Hacienda municipal dijo ayer que en "los próximos 15 días" se convocará a la mesa paritaria donde se analizará la posibilidad de otorgar un nuevo aumento antes de fin de año. "Se analizarán temas salariales y se hará un seguimiento de la inflación", adelantó, a pesar que hace cinco días atrás el intendente Miguel Lifschitz diera por terminada la discusión salarial 2010. Al mismo tiempo, Asegurado aclaró que se tendrán en cuenta los aumentos que se dieron dado hasta el momento. En tanto, sobre fines de este mes, los municipios realizarían también una propuesta salarial para el año que viene.

Comentá la nota