La UTS redobla las críticas a De la Sota y denuncia falencias

La delegación local del gremio emitió un duro comunicado por la acusación del gobernador de que los médicos se “rajan” de los hospitales. Le preguntó al mandatario si, además, la gente no lo para en la calle para consultarle por qué faltan especialistas e infraestructura en el principal centro de salud del sur
Después de que el gobernador José Manuel de la Sota acusara a médicos de los hospitales públicos de “rajarse” a media mañana para darle menos turnos a la gente, la Unión de Trabajadores de la Salud (UTS) de Río Cuarto salió a cuestionar duramente las políticas sanitarias del gobierno provincial y a denunciar profundos déficits de inversión y personal en el Hospital San Antonio de Padua, el más importante del sur de Córdoba.

En su discurso de apertura del período legislativo, De la Sota minimizó el paro que se viene haciendo en los hospitales públicos desde hace cinco meses. El mandatario aseguró que la gente lo para por la calle para decirle que hay médicos que “se rajan” a media mañana de su trabajo y, por eso, dan pocos turnos.

Ayer, la delegación riocuartense de la UTS emitió un comunicado de prensa en el que detalló la falta de especialistas y de infraestructura en el Nuevo Hospital.

“Ante las penosas y lamentables declaraciones del gobernador De la Sota en la apertura de las sesiones en la Unicameral, donde refirió que la gente lo para en la calle para decirle que los médicos se rajan y no atienden, nos preguntamos: ¿No le preguntarán al señor gobernador, cuando camina por las calles de la ciudad, por qué en el único hospital referente del sur de Córdoba no hay alergista, ni reumatólogo? ¿O por qué todos los niños que necesitan atención en psiquiatría, neurología, oncología o nefrología infantil deben ser derivados a la ciudad de Córdoba porque NO HAY especialistas en el Hospital de Río Cuarto”, dice el comunicado firmado por el cuerpo de delegados de la UTS.

Y agrega: “¿Y no le preguntan acaso por qué hay sólo dos oftalmólogos para atender a todos los pacientes de la localidad y de la región ambulatorios e internados? ¿O por qué la Guardia de Pediatría no ha sido adecuada a las necesidades de un Servicio de Emergencias, cuando esta situación ha sido denunciada en reiteradas oportunidades por los trabajadores del Hospital?”.

Los delegados además cuestionaron que, en su discurso, De la Sota se haya dedicado a criticar a los médicos en vez de detallar un “plan de acción o estrategias de desarrollo económico para la provincia que posibilite el tan promovido progreso para todos los cordobeses”.

“Sí se lo ve preocupado porque ‘los médicos se rajan antes’ ¿Acaso los directores que designa el poder político de turno no tienen los mecanismos necesarios para hacer cumplir sus labores al personal? ¿O será que los que ‘se rajan’ tienen la anuencia de los directivos?”, dice el comunicado.

Además, los delegados reclamaron que haya un concreto y real llamado al diálogo, con una propuesta seria de recomposición salarial.

“Otra vez el gobernador y sus funcionarios demuestran que desconocen a quienes conformamos el equipo de salud, generalizando en ‘un puñado’ de situaciones particulares a todos los que cumplimos responsablemente nuestras funciones. Y continúan ‘haciendo la vista gorda’ al conflicto, desviando el eje de discusión con chicanas baratas que pueden confundir a algunos pero no a los trabajadores que venimos con dos años ininterrumpidos de reclamos y menos aún a los pacientes que necesitan de los servicios que hoy los hospitales públicos no pueden brindarles”, finaliza el comunicado.

La UTS viene sosteniendo un paro en 23 hospitales de la provincia desde hace más de cinco meses. El reclamo es que el sueldo mínimo se ubique en 5.600 pesos por mes -equivalente a una canasta básica- y que, además, se discuta después un aumento para 2012 para acompañar el crecimiento del costo de vida.

Comentá la nota