“Redoblamos nuestro compromiso”

“Redoblamos nuestro compromiso”

En la cena anual del gremio, su secretario general, Víctor Santa María, destacó que CFK “ha demostrado compromiso con el trabajo, el empleo y la producción”. También habló Carlos Tomada y dijo que en la Argentina están en juego dos modelos de país.

“Hoy más que nunca venimos a afianzar y redoblar nuestro compromiso con un proyecto de país, con la militancia y con la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, que durante más de diez años ha demostrado compromiso con el trabajo, el empleo y la producción”, dijo anoche el secretario general del Sindicato de Trabajadores de Edificios (Suterh) y titular del Partido Justicialista de la Ciudad de Buenos Aires, Víctor Santa María. Fue en la apertura de la tradicional cena anual de ese gremio que en esta ocasión se llevó a cabo en Tecnópolis y contó con la presencia de más de cinco mil afiliados y sus familias, además de figuras que representan el amplio espectro del peronismo.

El ministro de Trabajo, Carlos Tomada, fue el encargado de transmitir el mensaje de la presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, y señaló que la Argentina se encuentra en una “coyuntura bisagra” entre “consolidar el proyecto nacional y popular” o retroceder al paradigma anterior, en los que se cede el poder a grupos concentrados. “Sabemos a dónde queremos ir, pero sobre todo sabemos a dónde no queremos volver”, dijo el funcionario, que fue el único orador invitado de la noche.

La cena del Suterh fue en Tecnópolis. En la mesa principal se ubicaron el presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez (único precandidato presidencial presente, luego de que Daniel Scioli declinara asistir a último momento a causa de la tormenta que azotó a la provincia de Buenos Aires); el titular de Aerolíneas Argentinas y número dos del PJ porteño, Mariano Recalde; el intendente de La Matanza y responsable del PJ bonaerense, Fernando Espinoza; entre otras figuras políticas y sindicales.

Tomada destacó que el Suterh fue “el primer sindicato que apoyó a Néstor Kirchner en la Ciudad de Buenos Aires” y que siempre fue “un aliado estratégico” del gobierno nacional. “Estos han sido años de recuperación de derechos, de ampliación de derechos y de puesta en marcha de mecanismos de protección a los trabajadores. Pero todo eso necesita un movimiento obrero que tenga claro dónde están los intereses del pueblo”, agregó.

El funcionario destacó que en la Argentina están en juego “pueblo o corporaciones, patria o buitres”. Algunos afiliados que fueron a la cena con banderas y bombos agitaron lo que tenían a mano para celebrar la arenga. “Esos sectores vienen por el trabajo, vienen a quitarnos lo que recuperamos estos años”, completó.

Un rato antes, en un salón adornado con pantallas que reproducían el hashtag #FiestaSuterh72 y una mesa surtida con quesos, fiambres y otros bocadillos para amenizar la espera de los invitados, Santa María dialogó con Página/12 y aseguró que “hoy con más de doce años de kirchnerismo, este gobierno tiene más del 45 por ciento de imagen positiva y sigue con iniciativa, lo que da mucho orgullo a los peronistas” y ponderó que el espacio tiene “siete candidatos presidenciales”, lo que da cuenta de su vitalidad.

Por su parte, Domínguez aseguró que “el Frente para la Victoria es la expresión de la expectativa que hay en la sociedad” respecto del futuro y restó importancia a los primeros escarceos de campaña que comenzaron a notarse en los últimos días entre los diferentes precandidatos presidenciales. “Está bien que se discuta, que se debata. Cada vez que la Argentina no debatió, cada vez que la Argentina renunció a que sean los dirigentes surgidos del pueblo los que conduzcan el país, le fue muy mal. Va a ser el pueblo el que elija al que mejor represente esas expectativas”, definió el precandidato.

Recalde, que asistió a la cena en representación de La Cámpora, apuntó a que el próximo presidente deberá ser alguien que “defienda las políticas sostenidas hasta ahora y que prometa profundizarlas”. El número dos del PJ porteño evaluó que “el partido a nivel ciudad está en un buen momento, se ha regularizado con todos los peronistas adentro y trabajará con el resto de las fuerzas que apoyan a este proyecto para presentar una propuesta” para competir en la ciudad el año próximo.

Luego de los discursos de Santa María y de Tomada, y de una videoconferencia para inaugurar una sala con un nuevo resonador en la clínica que el sindicato tiene junto a Parque Centenario, llegó el momento de la cena. De entrada hubo tabla de fiambres y cazuelitas de mariscos; luego un roll de ave con tomates secos y rúcula, milhojas de papas y verduras salteadas; y de postre un brownie con helado y salsa de frutos rojos. Tras el brindis, vino el momento de la música con Los Auténticos Decadentes. A esa altura, la política había pasado ya a un segundo plano.

Comentá la nota