Reducción de sueldos en el Ejecutivo: “Con los funcionarios que haga lo que quiera”

Reducción de sueldos en el Ejecutivo: “Con los funcionarios que haga lo que quiera”

Luego de que el intendente Arroyo planteara la posibilidad de recortar los salarios de su gabinete, el Sindicato de Trabajadores Municipales, en pleno desarrollo de un paro por tiempo indeterminado, se expresó con contundencia: “A nosotros eso no nos importa”.

Un mes después de un paro por 24 horas decretado por el Sindicato de Trabajadores Municipales a raíz de la postura del poder Ejecutivo de pagar los haberes de manera desdoblada durante agosto, la historia se repite en septiembre, pero con una diferencia fundamental: el cese de actividades definido por el gremio es ahora por tiempo indeterminado.

Tras la concentración de los empleados de la comuna en la puerta del municipio en horas de la mañana, luego de recibir un tope parcial de 10 mil pesos por sus salarios, los dirigentes del STM se acercaron, sin suerte, hasta el despacho del jefe comunal. “Nos atendió su secretaria, nos dijo que esperáramos, nos cerró la puerta y a los dos minutos, el señor Arroyo estaba llamando a nuestro Secretario General por teléfono. Ni siquiera se dispuso a vernos”, detalló el vocero del gremio, Luis María Muñoz en diálogo con 0223.

Consultado por el anuncio del intendente respecto a la determinación de aplicar una reducción de haberes a los miembros de su gabinete, Muñoz se expresó tajante: “A nosotros eso no nos importa, con los funcionarios que haga lo que quiera”, exclamó.

“Esta vez vimos a compañeros llorando, porque ya no tienen un peso. Eso ya es difícil de aceptar. Nosotros somos responsables de todo un gremio y contamos con el aval que nos da la gente. Y tener que ver este tipo de cuadro, porque tenemos un intendente que no sabe gestionar, es intolerable”, razonó el vocero sindical.

La situación se tornó aún más problemática este mes, ya que la comuna en esta oportunidad ni siquiera pudo garantizar una segunda fecha de pago para saldar los haberes adeudados, como sí había acontecido en agosto último.

“Lo único que se nos informó por sistema es que la intención es completar los salarios según la recaudación. Es decir, que si mañana por ejemplo se recaudan sólo 1.000 pesos, no sé como los van a repartir entre todos”, argumentó Muñoz.

“Nosotros no somos recaudadores y las finanzas del municipio no dependen de nosotros”, concluyó el vocero del STM, al respecto de las argumentaciones de Arroyo, quien sostuvo que “si el municipio no trabaja, no recauda y, por ende, no puede pagar”.

Comentá la nota