Regalarán pescado como forma de protesta en la banquina del puerto

Regalarán pescado como forma de protesta en la banquina del puerto

Los armadores de la flota costera encabezarán la singular protesta el próximo miércoles, de 10 a 12.

La Asociación de Embarcaciones de Pesca Costera ha decidido que todos los miércoles, entre las 10 y las 12, regalará pescado en la cabecera de la banquina chica. Frente a la sede de la institución estará apostado un barco desde donde se entregará la mercadería como señal de protesta ante el crítico presente económico que atraviesa la flota.

Los pescadores explicaron que la suba de costos operativos por efecto de la inflación, sumado a una caída en los precios de venta de las distintas especies y malas decisiones adoptadas desde la Subsecretaría de Pesca de la Nación y el Consejo Federal Pesquero han conformado un presente difícil de sobrellevar. Según expresan, en este marco no pueden seguir trabajando.

“Realizamos una asamblea extraordinaria y resolvimos que todos los miércoles, de 10 a 12, uno de nuestros barcos va a estar amarrado acá frente a la Asociación para regalar pescado a todo aquel que se acerque. El acto va estar acompañado de fuertes mensajes de queja hacia el Gobierno nacional, provincial y municipal”, detalló el gerente de la Asociación, Mariano Retrivi.

En Mar del Plata están asentados unos 65 barcos de este tipo. Las unidades tienen una eslora (largo) de entre 15 y 27 metros. Como producto del trabajo que realizan todo el año se alimenta un circuito productivo en tierra que emplea a unas 10 mil personas en la ciudad. “Necesitamos medidas para recuperar la competitividad, pero fundamentalmente reglas claras para mantenernos operativos”, advirtió Retrivi.

El último cortocircuito con las autoridades se generó a partir de 200 multas aplicadas a los armadores porque no realizaron el pesaje y la clasificación de las diversas especies que capturan en el muelle, un trabajo imposible de llevar adelante debido a su complejidad. El propio subsecretario de Pesca, Tomás Gerpe, admitió ese impedimento y ordenó que la tarea se haga en las plantas de procesamiento.

“Reconocieron el error, pero mantuvieron las multas. Hablamos de sumas que en conjunto alcanzan los cinco millones de pesos; imposible de pagar en este momento. También se lo advertimos al Consejo Federal Pesquero y tampoco obtuvimos respuesta. Por otro lado, nos aumentaron el Derecho Único de Extracción un 550 por ciento. Parece que son todos palos para Mar del Plata”, insistió Retrivi.

Desde el sector aclaran que no tienen voluntad de generar conflictos y están abiertos al diálogo. Al mismo tiempo, recuerdan que ni el presidente, Mauricio Macri, ni la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, ni el intendente, Carlos Arroyo, se han acercado al puerto para conocer de primera mano los problemas que afectan a la actividad.

Comentá la nota