Represión, heridos, detenidos y destrozos en la protesta gremial

Represión, heridos, detenidos y destrozos en la protesta gremial
Los más de mil policías y agentes de Guardia de Infantería avanzaron sobre los manifestantes apostados frente a Tribunales I. Un grupo de manifestantes atacó a los efectivos y a periodistas con piedras y bombas de estruendo, rompiendo el vallado. Hubo once policías y más de 15 manifestantes heridos. Los secretarios gremiales presentaron ante el TSJ una acción de inconstitucionalidad contra la reforma jubilatoria.
Un verdadero caos se vivió en la manifestación de estatales frente a Tribunales I, que reclamaron por los ajustes en el sistema previsional.

Es que un grupo de sindicalistas atacó el vallado dispuesto por la Policía y Guardia de Infantería e intentó ingresar por el patio del edificio.

En tanto, el mismo grupo de manifestantes arrojó piedras y bombas de estruendo contra efectivos y periodistas. En este marco, once policías resultaron heridos. En tanto, 15 personas presentaban heridas de bala de goma.

Néstor Maldonado, médico del servicio de emergencias del 107 manifestó que de los once policías heridos, dos se encuentran muy comprometidos por lo que debieron ser derivados al Policlínico Policial. Uno, con una herida en un ojo, mientras que el otro con lesiones graves a nivel de los genitales. Los demás heridos presentaban lesiones con piedras y bombas de estruendo.

Jubilados y algunos docentes se retiraron por los desmanes.

Detenidos

El comisario Mayor Frías señaló que, como consecuencia de los disturbios, cuatro personas fueron detenidas las cuales pertenecen a diferentes gremios y sindicatos y agregó: “Los mismos dirigentes son los responsables de la gente que ellos traen”.

Destrozos

Un grupo de manifestantes se enfocó en destrozar veredas, quemar contenedores de basura y arrojar por el aire cualquier elemento que encontrara por el lugar.

“Nosotros apelamos al diálogo”

Juan Monserrat, secretario general de la Unión de Educadores de la Provincia de Córdoba (Uepc), indicó: “Teníamos previsto hacer un acto masivo acompañando a los jubilados, pero empezaron a caer bombas. Nosotros no compramos las bombas ni proveemos de piedras a los manifestantes. Hay gente que quiere manifestarse a través de la violencia. Nosotros apelamos al diálogo”.

En ese sentido, el secretario general señaló que su objetivo principal, que es que no haya ningún tipo de recorte, no se pierda, y agregó que "este tipo de expresiones violentas no generan masividad sino que produce miedo y esto hace que en las próximas manifestaciones no concurra tanta gente".

Monserrat manifestó que, tras los disturbios, “todos nuestros compañeros están bien y no hubo ningún lesionado. Estamos volviendo al sindicato sin ningún detenido”.

“El primer acto de violencia fue el dictado de esta ley”

Irina Santesteban, secretaria general de la Asociación Gremial de Empleados del Poder Judicial, señaló que dos de los trabajadores del gremio fueron detenidos en la alcaidía de Tribunales y agregó que “el primer acto de violencia fue el dictado de esta ley”.

“La Policía marchó tirando balazos de goma a mansalva. Deberían capacitar al ministro de Seguridad, Alejo Paredes, para que haya una mejor intervención cuando hay manifestaciones masivas con cierto grado de bronca. Que no digan que han sido nuestros compañeros los que han llevado las bombas”, finalizó.

Comentá la nota