Reprimen a trabajadores despedidos de un supermercado en Quilmes

Reprimen a trabajadores despedidos de un supermercado en Quilmes

Empleados de Coto fueron echados por exigir mejores condiciones laborales. Se movilizaron hasta la puerta del local para exigir su reincorporación. Allí los recibió primero una “patota” de la empresa y luego intervino Gendarmería con balas de goma y gases lacrimógenos.

Delegados del Centro de Empleados de Comercio de Quilmes (CEQ) explicaron hoy que los despidos de la sucursal de Coto ubicada en Yrigoyen y Conesa, de Quilmes, ocurrieron luego de una protesta realizada el viernes último en reclamo de mejores condiciones laborales.

Este lunes, al manifestarse para que reincorporaran a los cesanteados, los trabajadores fueron recibidos por una “patota” de la empresa: “Apenas llegamos a las 7 de la mañana, en el comedor había 50 matones contratados por Coto”.

“La respuesta de Coto fue despedir a 20 empleados y ahora pedimos la reincorporación de los mismos y nos encontramos con patovicas que nuevamente nos agredieron. Nosotros queremos defender a los trabajadores”, expresó Raúl “Pipi” Brandan, secretario adjunto del CEQ al portal Hecho en Quilmes.

Más tarde, el Ministerio de Seguridad, a cargo de Patricia Bullrich, desplegó un importante operativo de Gendarmería que reprimió la protesta con balas de goma y gases lacrimógenos.

Comentá la nota