La CTA respaldó la iniciativa para gravar la renta financiera

La CTA respaldó la iniciativa para gravar la renta financiera
Luego del respaldo brindado por la CGT, el proyecto que impulsa el Ejecutivo para gravar la renta financiera recibió el apoyo de la CTA que conduce Hugo Yasky, quien ayer por la mañana recibió a los diputados Héctor Recalde, Carlos Heller y Edgardo Depetri.
"Entendemos importante avalar un proyecto por la continuidad del proceso de recuperación y distribución de riqueza iniciado en 2003", dijo Yasky durante la conferencia de prensa que tuvo lugar en la sede de la central obrera en la calle Piedras.

Según el dirigente, los recursos generados a partir de una modificación en la exención de Ganancias a la renta financiera "habilita la posibilidad de transformar el impuesto a las Ganancias en un gravamen a los altos ingresos. El trámite sería muy sencillo, solamente se necesita modificar las alícuotas."

A la hora de brindar detalles sobre la propuesta, el legislador del Frente para la Victoria Héctor Recalde –quien se encuentra actualmente recibiendo aportes y recopilando los distintos proyectos que abordan la cuestión– reiteró que el objetivo no es gravar la renta de los pequeños ahorristas sino priorizar la capacidad de ahorro nacional. "Específicamente, lo que estamos tratando de gravar es la especulación financiera y para decirlo con más claridad, la timba financiera", señaló el abogado de extracción gremial. Y aclaró: "nos estamos enfrentando a la patria financiera, aquella que fue cómplice de la dictadura cívico-militar, la que desestabiliza gobiernos, la que es autora y responsable de corridas bancarias y hoy coyunturalmente es la que está haciendo todas las operaciones con el dólar ilegal".

Por su parte, el referente de Nuevo Encuentro Carlos Heller, se refirió al proyecto presentado por él mismo el año pasado, y afirmó que el objetivo es que la renta financiera deje de tener el "privilegio" de la exención impositiva respecto a otras actividades económicas. "Nuestro concepto pasa por el tamaño. Es decir, así como hay un mínimo no imponible en otros aspectos, desde el punto de vista de la renta financiera la existencia de un mínimo no imponible serían los 100 mil pesos anuales", preció el titular del Banco Credicoop. Según Heller, se podrían generar unos 7000 millones de pesos a través de este impuesto. "Además de ser una fuente de ingresos para fortalecer el esquema fiscal del país, contiene un alto componente de equidad tributaria, aplicando un tratamiento más justo al conjunto de las rentas que los ciudadanos tienen", concluyó.

En tanto, Edgardo Depetri valoró el apoyo de la CTA al proyecto. "Vamos a instalar esta iniciativa en el parlamento, con el consenso también de nuestro gobierno, que necesita que estas herramientas consoliden el modelo y el proyecto", afirmó el diputado oficialista. «

Comentá la nota