La respuesta de los estatales

La respuesta de los estatales
Los dirigentes Maguid y Hoffmann rechazaron la propuesta salarial del gobierno y convocaron a la medida de fuerza en las puertas de la Casa Gris, tras reunirse ayer con Galassi y Sciara. "Es el mejor que podemos dar desde el Estado", dijo el gobernador.

La propuesta del gobierno de Antonio Bonfatti de desdoblar el aumento salarial en dos cuotas -15 por ciento en marzo y 9 por ciento en julio, más una suma fija de 600 pesos a pagar por única vez el mes que viene-, se convirtió en una invitación al conflicto. El lunes, los líderes de los gremios docentes salieron de la negociación paritaria convencidos de que las clases no comenzarán la semana que viene en Santa Fe. Y ayer, sus colegas de UPCN y ATE rechazaron el ofrecimiento aún antes de reunirse con los ministros Rubén Galassi y Angel Sciara (ver aparte), y después, al salir de la reunión, anunciaron un paro de 48 horas para el lunes y martes próximos. La reacción de los sindicatos estatales sorprendió a Galassi y Sciara que no imaginaron que el jefe de UPCN, Alberto Maguid y su par de ATE, Jorge Hoffmann, convocarían a un plan de lucha en las puertas de la Casa Gris. Un rato más tarde, comenzaban a conocerse las mociones que votarán los maestros a partir del jueves: todas, proponen paros que van desde las 48 hasta las 72 horas por semana.

Maguid y Hoffmann estaban citados en la Casa de Gobierno, a las 11. Bonfatti ya había dicho que el ofrecimiento a los estatales era igual al de los docentes. "Es el mejor que podemos dar desde el Estado", dijo el gobernador. Y advirtió: "Lo peor que podemos hacer es dar un aumento salarial que después no podamos pagar. Ya de por sí este incremento no está en el presupuesto 2013 y cada punto porcentual que se otorga representa unos 200 millones de pesos, que hay que salir a buscar. ¿Y cómo se buscan? Resintiendo la obra pública, lamentablemente...", admitió.

Hoffmann fue el primero en llegar a la reunión con Galassi y Sciara. "La propuesta es insuficiente", dijo en su primera respuesta. Y unos minutos después, Jorge Molina, segundo de Maguid en UPCN, sorprendió con el anuncio: "Vamos a rechazarla porque no satisface la demanda de los estatales que era un aumento del 25 por ciento, ahora. Entendemos las dificultades de la provincia, pero nosotros representamos a los trabajadores", explicó.

Maguid coincidió con Hoffmann. "Es insuficiente", dijo. "Personalmente, yo la rechazaría, pero hablamos después". Y al salir de la reunión con los ministros confirmó lo que había deslizado antes de entrar. "La propuesta es similar a la de los maestros, así que la rechazamos. Vamos a ir a una medida de fuerza: un paro de 48 horas, el lunes y martes de la semana que viene". El conflicto ya estaba planteado.

-Entonces, ¿se cortó el diálogo? -preguntó un colega.

-Nosotros siempre estamos predispuestos al diálogo -contestó Hoffmann. "Lo que si vamos a llevar la moción de paro a las comisiones directivas de los gremios y después seguirá abierta la instancia del diálogo, y creo que por parte del gobierno también. Pero es clara y contundente la decisión de rechazar la propuesta salarial del gobierno, en los términos que está planteada".

-¿Le informaron a Galassi y Sciara que convocarán a un paro?

-Sí. Les dijimos que la propuesta no ameritaba ser puesta a consideración de los delegados, porque significaba lisa y llanamente montar un escenario donde sabemos cuál es el resultado final -dijo Hoffmann.

"No nos preocupa la reacción del gobierno", agregó Maguid. "Nosotros vamos al paro. Y lo que analizaremos en cada comisión directiva si es con o sin asistencia a los lugares de trabajo. Yo personalmente y teniendo en cuenta la gravedad de la situación, plantearía un paro sin asistencia a los lugares de trabajo. Si los trabajadores reclaman mejoras por encima de lo que el gobierno ofrece, si nos exige a los dirigentes que peleemos por eso, se terminó la etapa del facilismo, de hacer paros en los lugares de trabajo. Hay poner lo que tiene cada uno y hacer paros sin asistencia", dijo Maguid. Y endureció el lenguaje. "Si los trabajadores están dispuestos a acompañar, hay que hacer lo que debemos hacer, dejar de ser tibios, no ir trabajar como una actitud de rebeldía real. Yo voy a proponer que dejemos el facilismo y nos pongamos los pantalones largos y no vayamos a trabajar", concluyó.

El secretario general de Amsafé Rosario, Daniel Couselo, en tanto, señaló que "decir que esta oferta es insuficiente es ser bondadosos con el gobierno provincial" y adelantó que "así, cono esta propuesta no hay inicio de clases". "Es una falta de respeto a los maestros hacer esta oferta a una semana de clases, y una irresponsabilidad porque no deja margen para hacer una contrapropuesta y analizarla".

Comentá la nota