"Si no hay respuesta, nos vamos a poner nerviosos"

El secretario general de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), Ricardo Araujo, dijo que si en estos días no tienen respuestas por parte del gobierno provincial sobre la conformación de las mesas sectoriales, "la semana que viene nos vamos a empezar a poner nerviosos".
Las mesas sectoriales, que tratarán temas laborales puntuales de cada repartición, surgieron del acuerdo que firmaron el gobierno provincial y los sindicatos que representan a los empleados de la administración pública en el marco de la conciliación obligatoria dictada luego del largo conflicto salarial entre ambas partes y que llevó a que se realizaran cinco medidas de fuerza.

Uno de los puntos de la negociación, además de haber logrado un aumento del 20 por ciento para junio y la discusión de otro tramo en agosto, fue que el 1º de junio se iban a comenzar a reunir los representantes de organismos y sectores como APE, APA o Salud con los funcionarios del gobierno para discutir problemas laborales de sus áreas.

Hace algunos días desde Casa de Gobierno se informó que el ministro de Coordinación de Gabinete, Ariel Rauschenberger, había convocado a las mesas sectoriales. El funcionario indicó que se enviaron notas a los distintos gremios para que envíen un temario sobre los temas que consideraran importantes en la mesa de discusión.

Araujo dijo sobre esto que ya tienen el temario que realizó ATE y que consta de 42 puntos. Pero que hasta el momento "estamos en stand by, ellos mandaron una nota, nosotros enviamos el temario de lo que vamos a hablar con cada funcionario y lo hicimos público. También informamos de esto a (la Subsecretaría de) Trabajo para que no queden dudas. Pero todavía no pasa nada".

"Según el acuerdo firmado en mayo, las reuniones iban a empezar el 1º (de junio), pero ya se nos fue la mitad del mes", indicó Araujo a LA ARENA.

El gremialista explicó que "la Subsecretaría de Trabajo tiene que garantizar que la mesa funcione. Esto es como si fuera un acuerdo paritario, porque en realidad es. No está dentro de una ley de paritarias, pero es un acuerdo entre partes homologado por Trabajo. El gobierno está en un brete por eso. El único tema es que lo respeten".

Araujo indicó que "estamos tratando de hablar (en estos días) con algún funcionario para ver cuándo comienzan a funcionar las mesas. Mañana (por hoy) vamos a seguir tratando de hablar con alguno. Si en el transcurso de esta semana no tenemos novedades, en la semana que viene nos vamos a poner nerviosos".

El dirigente sindical indicó que por ahora con la nota enviada por Rauschenberger el día 1º del mes a los gremios el gobierno "zafó", pero que el tiempo pasa y ellos necesitan "hechos más que palabras". El jefe de Gabinete había indicado a la prensa que sobre la base de los temarios de los distintos sindicatos se iba a definir "un cronograma consensuado y qué funcionario va a estar abocado a cada mesa para que no haya superposiciones de fechas".

Comentá la nota