Restringen licencias gremiales docentes

El Gobierno dijo que el gremio docente pidió renovar 70 permisos pagos y sumar 30 más. De la Sota sólo acepta unos 20 casos.
Aunque no sale a decirlo públicamente, el Gobierno sospecha que en la virtual toma del Centro Cívico que realizó el gremio docente (UEPC) hace dos semanas influyó la negativa de la Provincia de renovar 70 licencias sindicales pagadas por el Estado y ampliar aún más ese cupo.

“El gobernador tiene decidido aceptar sólo 20 licencias sindicales pagas”, subrayó una fuente del Gobierno.

Desde la UEPC negaron enfáticamente la interpretación oficial y remarcaron que el accionar de dirigentes y manifestantes obedeció únicamente a querer cobrar salarios de docentes adeudados. “Nada que ver; quien dice eso está absolutamente equivocado y sólo fuimos a reclamar una deuda salarial que alcanzaba casi a 400 docentes”, afirmó tajante Juan Monserrat, titular de la UEPC.

El dirigente admitió que están discutiendo la renovación de 70 licencias sindicales, pero negó que todas fuera solventadas por la Provincia. Preguntado cuántas licencias eran afrontadas con fondos del gremio, se excusó de precisar un número mientras se negocie el tema con la Provincia.

Un decreto reglamentario del Estatuto Docente de 1995 referido a licencias sindicales fija que la Provincia sólo puede otorgar hasta 10 permisos gremiales con goce de haberes, que son afrontados por el Estado.

“Ni el propio gobernador (Ramón) Mestre cumplió con el decreto que dictó”, argumentó Monserrat y negó que exista “un conflicto” por los permisos gremiales.

Según el vocero, la UEPC además de pedir la renovación anual de las 70 licencias sindicales pidió que se otorgarán otras 30 más. “No es tan así”, sostuvo Monserrat sin explayarse.

Por caso, en el Sindicato de Empleados Públicos (SEP) hay, según información oficial, 24 licencias sindicales pagadas por el Estado.

–¿No le parece elevada la cantidad de licencias gremiales?

–Depende de la estructura gremial que uno quiera tener y también para no tener “ñoquis”. Si un dirigente gremial de la UEPC no va a trabajar el alumno se queda sin clases. En otros sindicatos quizá se puedan otorgar 10 licencias gremiales, pero en la práctica gremial algunos no van a trabajar y por la característica de la actividad no se nota.

Monserrat dijo que las licencias son para los miembros de la junta ejecutiva del gremio y de las delegaciones departamentales.

Desde diciembre el expediente que solicita la renovación de 70 licencias se encuentran frenados por la ministra de Administración y Gestión Pública, Mónica Zornberg.

Decisión. En realidad, la instrucción a Zornberg habría sido dada por el gobernador José Manuel de la Sota, quien –según un hombre de su confianza– tiene la decisión de otorgar solamente 20 licencias sindicales pagas al sindicato docente. Con ese fin, el gobernador modificará el decreto reglamentario que fija las licencias sindicales.

Las resoluciones otorgando los permisos fueron firmadas desde 2007 por la secretaria de Educación, Delia Provinciali, pero en esa gestión de ampliación de las licencias habría intervenido el ministro de Educación, Walter Grahovac, quien fue designado por el gobernador Juan Schiaretti.

Grahovac, quien fue durante años titular de la UEPC, fue ratificado por De la Sota como ministro a pedido de la conducción del sindicato.

Desde que asumió De la Sota el manejo de todo el personal de la la administración pasa por el despacho de Zornberg, a quien fueron a reclamarle dirigentes de la UEPC y docentes por salarios adeudados desde 2010, por nuevas cargas horarias. En esa oportunidad, ante la demora de ser atendidos, Monserrat junto a dirigentes del gremio, saltaron las vallas y superaron la seguridad del Centro Cívico.

Comentá la nota