Las CGT retoman las reuniones con reclamos al Gobierno y amenazas de nuevos paros

Las CGT retoman las reuniones con reclamos al Gobierno y amenazas de nuevos paros

"Sabemos que el Gobierno está abocado al tema de los fondos buitre pero creemos que después llegarán las respuestas", confió Caló en referencia al pedido de la suba del piso de Ganancias

La cúpula CGT oficialista de Antonio Caló se reunirá el miércoles en la sede del gremio de los taxistas, que lidera Omar Viviani, después de casi dos meses sin actividad oficial, y con preocupación por la crisis que sufre el sector automotriz así como la falta de renovación del Impuesto a las Ganancias.

"En lo que va del año tenemos 10.000 suspendidos y 2000 despedidos. A la larga, se resiente todo. Estoy preocupado", admitió Caló en declaraciones al diario La Nación. El metalúrgico también habló de la "preocupación cada vez más grande" por la no actualización del mínimo no imponible de Ganancias aunque se mostró confiado en que habrá respuestas por parte del Ejecutivo.

"Sabemos que el Gobierno está abocado al tema de los fondos buitre. Creemos que después llegarán las respuestas", estimó Caló al tiempo que adelantó que la reunión del miércoles terminaría con un comunicado o solicitada con los reclamos al Gobierno.

En tanto, las CGT opositoras de Hugo Moyano como la de Luis Barrionuevo se preparan para convocar a un nuevo paro general, de acuerdo a lo que anticiparon días atrás: "Después del Mundial, habrá paro", había dicho el gastronómico, contundente.

"Hay una gran irritación alrededor del tema de Ganancias y el Gobierno ni siquiera da señales", se quejó Juan Carlos Schmid, hombre de confianza de Moyano. En diálogo con La Nación, el sindicalista opinó que "si el Gobierno no escucha, la cosa se va a poner cada vez más difícil y el movimiento obrero va a reaccionar".

Pablo Micheli, jefe de la CTA, por su parte, pronosticó que "la conflictividad va a crecer en todos los sectores, empezando por el industrial" y sentenció: "El paro es un hecho".

Mientras tanto, su central retomará este miércoles su plan de lucha con una movilización al Congreso,en contra del impuesto a las Ganancias y con otros pedidos de la agenda sindical, mientras aguarda una respuesta de la CGT de Moyano sobre su posible adhesión a la protesta.

"Ellos no contestaron todavía, este lunes sabremos si la CGT se suma", detalló a la agencia NA el dirigente de la CTA opositora Juan Carlos Matassa, quien de todos meses confirmó que en caso de que el moyanismo no se pliegue, igual continúan armando un nuevo paro nacional para agosto.

Comentá la nota