UTS retomó las asambleas y pide ser convocada a la discusión salarial

La medida se llevó a cabo ayer en todos los hospitales provinciales, y el sábado los delegados definen qué acciones tomar. El gremio no es reconocido por el Gobierno en la paritaria. Piden una suba del 35%
La Unión de Trabajadores de la Salud (UTS) volvió a las asambleas en los hospitales y reclama participar en la negociación salarial con el Gobierno de De la Sota. Ayer, el gremio llevó a cabo la medida en todos los centros de salud públicos provinciales, y el sábado tendrá un plenario para definir qué acciones llevará adelante de ahora en más. UTS rechaza la oferta que hizo la Provincia -extender el 26% en tres tramos que les propuso a los docentes- y en cambio pide un aumento no menor al 35 por ciento, a aplicarse de una sola vez.

Ayer, en todos los hospitales públicos de la provincia, la UTS realizó asambleas informativas para interiorizar a los trabajadores sobre la oferta de aumento salarial que propone el Gobierno. Es decir, lo mismo que les ofertó a los docentes: 14% febrero, 6% en julio y 6% en octubre.

El gremio rechaza esa propuesta, y en cambio pide una recomposición en base a los índices de inflación privados para el 2012. En tal sentido, reclaman un aumento del 35 por ciento, en una sola cuota. Al menos, es lo que ayer se les informó a los trabajadores del Nuevo Hospital de Río Cuarto, en la asamblea que se realizó desde las 10 de la mañana.

Allí, además, UTS dio a conocer que el Gobierno provincial no consideró la solicitud de incorporar al gremio en la mesa de discusión salarial. A fines de enero, la UTS le envió una carta al jefe de Gabinete, Oscar González, solicitando participar en las negociaciones, pero la misiva nunca fue respondida.

Mediante un comunicado, el secretario general del gremio, Carlos Altamirano, sostuvo que el Gobierno vulnera el derecho a participar de la negociación colectiva. “No sólo no convoca a la UTS para discutir la pauta salarial para el año 2013, sino que persiste en otorgar al Sep la potestad de decidir sobre nuestros salarios”, dice el texto.

“Por otra parte, el Gobierno deja trascender la posibilidad de instrumentar una pauta diferenciada para los médicos, tal como sucediera durante el 2012”, señala el comunicado.

“Discriminación”

UTS rechaza además la posibilidad de que el Gobierno provincial otorgue “aumentos discriminatorios”, que beneficien a un grupo de trabajadores en detrimento de otros. Además, advierte que dicha medida violaría lo establecido por la ley 7.625, de Equipos de Salud.

Esto, en relación a la propuesta de un plus de aumento para los médicos, que no alcanzaría al resto de los trabajadores de la salud. La Provincia ya implementó esta suba diferencial en 2012.

Sobre este punto, UTS considera que los aumentos diferenciales, en caso de concretarse, relegarían aún más a trabajadores de las áreas administrativas, de mantenimiento y otras.

Reclaman que la paritaria quede abierta hasta el año que viene para poder efectuar correcciones sobre la marcha, porque los salarios han ido aumentando detrás de la inflación, y se vienen desvalorizando.

Ahora se espera una definición del plenario de delegados del gremio, que tendrá lugar en Córdoba capital en la mañana del sábado. Allí se decidirán las acciones a seguir en medio del conflicto con la Provincia.

Comentá la nota