Reunión de ATE con funcionarios.

ATE local- Farjat, Hurtado, Lastre, Lofreda y Beatríz Rivas-, y gremialistas provinciales- "Beto González y Remo-, con Barrera y Roberto González. Estado de alerta.
El pasado lunes se reunieron dirigentes del reactivado sindicato Asociación de Trabajadores del Estado-ATE-, con la Secretaria de Gobierno- ahora devenida en concejal-, María Marta Barreta y Roberto González director de Recursos Humanos del Municipio de Areco; del encuentro y representando a ATE participaron su Secretario reoganizador local Osvaldo Farjat, los dirigentes Beatriz Rivas, Luis Lastre, Horacio Hurtado y Paulo Lofreda y desde el ámbito gremial provincial Alberto González encargado de delegaciones y Gabriel Remo colaborador directo de Hugo Yasky de la Central de Trabajadores Argentinos, CTA.

La reunión con miembros del Departamento Ejecutivo municipal estuvo orientada a normalizar los códigos de descuentos a trabajadores municipales y se aprovechó para reiterar el pedido de aumento salarial “que nos han venido bicicleteando”, manifestó Farjat.

Por su parte Alberto González de ATE central fue quien llevó una buena parte del peso de la negociación, dijo que la situación de Areco deviene de los problemas financieros de la provincia en la que solamente gracias a la fuerza puesta por ATE se logró que sus compañeros no cobraran el medio aguinaldo desdoblado como se propició desde el estado en un primer momento; a diferencia de otros gremios que aceptaban el despido de compañeros, asegurando que el dinero está pero hay que ver como se destina.

Los dirigentes dijeron valorar el espacio de discusión que se les otorga y el 5% de incremento otorgado por el Municipio, pero agregaron que no se condice con la inflación -“galopante, con un aumento demencial en los productos de la canasta básica,que pulveriza los salarios”, agregó-, asegurando que se acercó la documentación correspondiente a las afiliaciones de los trabajadores.

La respuesta recibida gira alrededor de la modificación del escalafón y desde esto considerar los porcentuales de aumento, circunstancia que manifestaron “no alcanza dado que lo trabajadores precisan soluciones inmediatas y no pueden esperar soluciones de una mesa técnica que puede tardar tres meses”.

Farjat finalmente informó que habrá otra reunión este viernes 27 ya que ATE arrimó propuestas y si no hay una respuesta satisfactoria de los funcionarios serán los trabajadores- “que no están nada tranquilos”, dijo el dirigente, quienes decidan en asamblea las medidas a tomar en un momento en que para algunos de ellos la situación linda con lo desesperante.

Por el momento se mantienen en estado de alerta, el número de afiliados crece seguramente alentados por la nueva tónica que toma el sindicato que está en su faz de reorganización y que, a la luz del nivel de los gremialistas visitantes- González y Gabriel Remo, este último mano derecha de Hugo Yasky de CTA-, que son dirigentes avezados y combativos, ponen de manifiesto un serio espaldo a Farjat y los dirigentes que lo acompañan.

Los trabajadores manifestaron estar a la espera, “agazapados pero prestos a dar el salto ante lo que consideramos reclamos justos” y no descartan medidas de fuerza en defensa de los compañeros.

Comentá la nota