Riesgosa marcha de la CGT opositora

Moyano y Barrionuevo irán el miércoles a la Plaza de Mayo; no estará la CTA; guiños a la clase media
Será una movilización sin identificaciones gremiales ni oradores. Tampoco Hugo Moyano ni Luis Barrionuevo piensan subirse a un escenario junto a su tropa de aliados. Se leerá únicamente un documento, con ejes en la inflación, la pobreza y la inseguridad. Así, tan incierto como riesgoso, será el próximo paso que dará el sindicalismo opositor en su plan de lucha contra las políticas kirchneristas.

"Hagamos lo que hagamos será una acción inferior a lo que fue el paro del 10 de abril. La movilización a la Plaza de Mayo es parte de la estrategia y de la táctica. A veces hay grandes batallas y otras veces hay pequeñas escaramuzas", graficó un jerárquico de la CGT moyanista que participó en la organización de la marcha de pasado mañana.

La intención de Moyano y Barrionuevo es cruzar la frontera de la militancia gremial y convocar a la movilización de pasado mañana a la clase media. Expondrán hoy en Azopardo los argumentos por los que optaron por una movilización y no por un nuevo paro general, que, tal vez, se concrete al término de las negociaciones paritarias.

La movilización comenzará a las 15, y participarán únicamente los gremios agrupados en las CGT de Moyano y Barrionuevo. La CTA opositora ya rechazó sumarse a la protesta, porque apostaba a "una medida más fuerte", dijo su jefe, Pablo Micheli. Después de la huelga del 10 de abril, la CTA había sugerido hacer una marcha con un paro general de 36 horas.

DECLARACIÓN

El documento que se leerá en el acto ya está terminado. No cambiará mucho el sentido de lo que fue el comunicado de la semana pasada, señalando la inflación, la pobreza y la inseguridad como los principales reclamos de la sociedad argentina. Pero también se aclara: "No se confunda nadie, no es bala y represión lo que estamos pidiendo".

En ese sentido, los gremialistas critican a Cristina Kirchner: "Un Estado que no puede o no sabe proteger a sus ciudadanos pierde el rumbo y comienza a hipotecar el presente y el futuro de la Nación".

Antes de concluir reclamando cambios al Gobierno, el documento concluye: "¿Cómo no va a haber desánimo en el pueblo? Si tenemos menos producción industrial es inevitable la pobreza, con más inflación no tendremos mayor seguridad, es en la pobreza donde nacen todas las inseguridades"..

Comentá la nota