Rigen acuerdos salariales en todas las actividades laborales en la pesca

Las cámaras firmaron acuerdos salariales de porcentajes y condiciones similares en todos los casos. Sólo no lo hicieron con el Simape por una prohibición judicial.
Al haber firmado este lunes un acuerdo con la Asociación de Capitanes, las cámaras de la industria pesquera local concluyeron las negociaciones salariales con las entidades gremiales que representan a las principales actividades laborales dentro del sector. En el transcurso de los últimos meses las empresas acordaron además de con los capitanes, subas de haberes de condiciones más o menos similares con el Sindicato de Obreros de la Industria del Pescado (SOIP), el Sindicato de Conductores Navales (Siconara), el Sindicato de Obreros Navales (SAON) y el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU).

Pero a pesar de que la industria pareciera haberle puesto un punto final a la discusión salarial prevista para este año -con recomposiciones vigentes para todas las actividades- la compleja situación en la que quedó ubicado el Sindicato Marítimo de Pescadores (Simape) sigue impidiendo la salida de los buques desde el puerto de Mar del Plata.

El Simape fue el único gremio que este año no firmó ningún acuerdo puesto que hubo y sigue habiendo razones de fuerza mayor para ello.

Es que la Justicia le prohibió a la institución mediante un fallo de Cámara realizar negociaciones colectivas manteniéndola afuera de la discusión hasta tanto la Corte Suprema resuelva si le retira o no de manera definitiva su personería gremial, algo que podría ser decidido en un plazo incierto.

Frente a este panorama el Simape puso en práctica, hace 110 días, una medida de fuerza que aún continúa, buscando así ponerle al firma a un acuerdo salarial que lo legitime en medio de la intrincada situación legal en la que se encuentra. A esta altura, si algo quedó claro es que el gremio no podrá, mientras rija la prohibición judicial, suscribir nada en el marco de una negociación colectiva, cosa que sí ya hizo en mayo el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos, su gremio rival, en representación de todos marineros de la flota fresquera de altura.

El acuerdo que suscribió el SOMU es el único que está actualmente vigente para la marinería, estableciendo en favor de los trabajadores una suba del 22%, desdoblada en una primera entrega del 11% a partir de abril y de una segunda del 11% desde octubre.

Las condiciones son las mismas o muy similares a las que las cámaras firmaron antes o después con el resto de los sindicatos involucrados directamente con la tarea de captura y procesamiento industrial en la pesca: Soip 25%, Socinara 22%, SAON 22% y Capitanes 22%, en todos los casos dividiendo, el pago en dos o tres veces.

La huelga que emprendió el Simape el 1 de abril tuvo como consigna inicial reclamar un aumento en los haberes de los marineros; pero luego de que el SOMU se ocupara de llevar adelante las negociaciones y llegar a un acuerdo en el Ministerio de Trabajo de la Nación la consigna fue modificándose.

En mayo, el Simape se dio por disconforme con lo pactado por el SOMU y hoy sigue buscando algún resquicio por el cual pueda acreditarse haber obtenido un mejor arreglo que el que ya está vigente. Pero en todo este tiempo, ninguna de las alternativas ofrecidas por las autoridades nacionales sirvió para levantar la huelga. Todas, incluso aquellas mediante las que se propuso mejorar el acuerdo ya suscripto para los marineros, se toparon con el inconveniente de que tal como están las cosas, el gremio habilitado para firmar es el Somu y no el Simape. Por eso, dada esta compleja situación, resulta difícil pronosticar por dónde se le podrá encontrar una salida al conflicto.

Otras actividades

Por su parte ayer el delegado del Ministerio de Trabajo de la provincia, José San Martín, llamó la atención sobre los efectos que está generando en distintas actividades económicas de la ciudad el prolongado paro que se desarrolla en el puerto local. "Se paraliza el comercio, la gastronomía y distintos rubros se ven afectados por esta medida?, indicó. "El puerto está paralizado y eso afecta notoriamente al empleo en la ciudad. Sin dudas que el tema del puerto se siente en las fuentes de empleo?, resaltó el funcionario.

Comentá la nota