Roberto “Chucho” Páez: “Sabemos que será muy difícil, pero iremos por el 30% de aumento salarial”

Roberto “Chucho” Páez: “Sabemos que será muy difícil, pero iremos por el 30% de aumento salarial”
El Secretario General de la Asociación Gremial de Empleados de Administración, Maestranza y Servicios de los Casinos de la provincia de Buenos Aires le adelantó a “el Retrato…” lo que exigirán en paritarias, una vez que se abra la mesa de negociación. Por otra parte, el dirigente también analizó lo que dejó la temporada de verano en Mar del Plata.
Hace tiempo que distintos funcionarios y dirigentes políticos vienen analizando lo que dejó, porque ya terminó, la temporada de verano en Mar del Plata. Cada uno con su respectivo enfoque, desde su lugar “ideológico”, pero con un punto en común: que no se cumplieron las expectativas previas al inicio de las vacaciones.

Con un mes por delante para que termine la estación del año por excelencia, que siempre tiene a Mar del Plata como destino turístico elegido, por más que tenga variada competencia a lo ancho y largo del país, ahora el temor es el invierno. La época más dura. La que todos siempre miran de reojo.

Para Roberto “Chucho” Páez, titular de la Asociación Gremial de Empleados de Administración, Maestranza y Servicios de los Casinos de la provincia de Buenos Aires, no fue la excepción. También puso sobre la mesa su punto de vista sobre lo que dejó la temporada de verano en Mar del Plata. Cómo fue enero y febrero para el sector, qué sacaron en limpio y qué pasará de cara al futuro, con las negociaciones salariales en el medio.

Mano a mano con “el Retrato…”, el Secretario General entendió que “la temporada de verano no colmó nuestras expectativas, como creo que a ningún otro sector. Pensábamos que en la Costa Atlántica iba a tener una explosión de turistas, pero no fue lo esperado. En líneas generales, fue muy parecida a la del año pasado”.

Pero también sostuvo, entre buenas y malas, que “para nosotros febrero fue mejor que enero. En general, las salas de todos los casinos no se vieron fuertemente afectadas, salvo Pinamar, donde se notó una reducción de apostadores con relación a años anteriores”.

Consultado por la razón de esa situación, entendió que fue consecuencia del “cambió de la modalidad para vacacionar”. Entonces admitió: “La gente segmenta sus vacaciones. Antes, la gente vacacionaba durante 15 días y ahora bajó a cuatro o cinco días. Además, muchos prefieren venir a Mar del Plata a lo largo del año, posibilitado por los fines de semana largos”. Acto seguido explicó que esa nueva modalidad impulsada por el Gobierno Nacional incrementó el número de apostadores durante ese lapso de tiempo.

Sobre la situación salarial del sector, primero aclaró que “con el gobierno de la provincia de Buenos Aires, el año pasado acordamos una pauta salarial que tuvo vigencia durante todo 2012. Ahora empezamos a discutir tenuemente, porque recién hubo una sola convocatoria por el mes de enero. Estamos a la expectativa de que por estos días nos vuelvan a llamar para comenzar a conversar algunas cuestiones. Sabemos que la Provincia tiene dificultades con los docentes y tenemos que ver de dónde sacarán plata para pagar los aumentos”.

En esa línea, consideró que económicamente están “retrasados” producto de la inflación y por eso comentó: “Sabemos que será muy difícil, pero iremos por el 30%. Ante estas situaciones se tiene que actuar con absoluta seriedad y si hay buena voluntad se puede acordar”. Además pedirán “otras cuestiones que nos ayudarían a solucionar nuestra situación”.

Sin decisión política:

Sobre la apertura de nuevas fuentes laborales, Páez fue claro y conciso: “No hubo más novedades. Evidentemente no ha habido una decisión política al respecto, eso que nosotros lo venimos pidiendo hace tiempo. Encima, como este será un año electoral, lo vemos más difícil”. El sector insiste con abrir una nueva sala en la provincia de Buenos Aires, pero el pedido no ha tenido respuestas.

Acto seguido se refirió al proyecto de ley para que la administración de todas las máquinas tragamonedas de los Casinos la haga el Estado. “Eso significará un importante ingreso extra para las arcas del gobierno provincial. Ahora existe un convenio con una empresa privada (Boldt S.A.), en el cual la provincia coparticipa el 50%”, dijo. En la actualidad, hay casi 3.800 máquinas en todos los casinos de la Provincia.

¿Y el Sasso?:

“Chucho”, además, se refirió a la imposibilidad de reapertura del Casino Sasso, perteneciente al gremio de los gastronómicos, que maneja el dirigente Luis Barrionuevo. “Se ha hecho todo lo posible para que se reabra esta fuente de trabajo. La sala está reacondicionada y en muy buen estado. Ahí trabajarán casi 300 personas, de las cuales 40 serían de nuestro gremio. Lo que sabemos es que se requiere la decisión de una comisión bicameral, que se llama legislatura de la Provincia. Por lo pronto, ya tenemos la opinión favorable del municipio de General Pueyrredon. Ahora tenemos que esperar”, culminó.

Comentá la nota