CGT Rodríguez Peña repudió amenazas contra titular de Surrbac

El gremio de los Recolectores de Residuos (Surrbac) confirmó ayer su desafiliación de la Federación de Camioneros, que lideran Pablo y Hugo Moyano.
La decisión fue parte del temario tratado ayer en la asamblea extraordinaria de la CGT Rodríguez Peña, que se realizó con la presencia de los secretarios generales de los gremios que integran la central obrera. La reunión fue presidida por el titular de la CGT, Mauricio Saillén, quien a su vez es el secretario general del Surrbac.

Según indica el acta firmada por Saillén, el adjunto Gabriel Suárez (Luz y Fuerza) y el secretario de Actas, Mario Viera, de Supeh Petroleros, los gremios expresaron su “absoluto repudio” a “los hechos de agresión que sufrieron trabajadoras de barrido de calles”, afiliadas al Surrbac y las amenazas contra la persona de Saillén. Estos episodios, aseguran en Recolectores, forman parte del intento de intimidación que lleva adelante activistas de Camioneros como represalia a la desafiliación a la Federación y fueron denunciados ante la Justicia la semana pasada.

Por otra parte, tal como adelantó este diario, se incluyó en la CGT al Sindicato de Empleados Penitenciarios, Policiales y Afines (Seppa), que aún no cuenta con personería jurídica, y al Sindicato de Ladrilleros.

Comentá la nota