Romero lamentó decisión gremial de cerrar las puertas de las escuelas

“No a las clases. No al derecho social a la educación. Sí a las escuelas cerradas. No al diálogo propositivo fue la respuesta política de Sitech Federación”, afirmó el ministro de Educación, Francisco Romero, tras conocer la decisión de ese gremio de continuar con medidas de fuerza la semana que viene con un paro de 48 horas.

A la vez marcó que esa decisión no se comprende “frente a la comunicación de aumentos concretos al básico docente, por nomenclador y horas cátedras, en el próximo salario de agosto; frente a la comunicación de 60 pesos más por hijo de la Asignación Familiar con el sueldo de julio”.

Por eso consideró que la respuesta de Sitech Federación fue una decisión “netamente política, y no de reivindicación sindical, ante la venida de la presidente de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner el próximo martes 7 de agosto, este sindicato convocó a un nuevo paro”.

Romero calificó al paro docente como “maximalista” pero confía en que “la respuesta mayoritaria de los docentes será la comprensión de la recomposición salarial que recibirá en agosto; la comprensión del diálogo propositivo como único camino en democracia para resolver los conflictos”.

“Teniendo en cuenta que el Estado provincial ha logrado en marzo que el salario básico docente sea el tercero del país y que a partir de agosto, con la recomposición salarial, alcance el segundo lugar, dicha respuesta será reivindicada en las aulas y ante los alumnos, la razón fundamental del compromiso docente”, añadió.

La recomposición

Romero agradeció a los docentes que “demostraron en las aulas su compromiso con la educación ante una jornada de paro”. Antes había instado a una tregua a Atech y Sitech Federación y reiteró que el diálogo “es el único camino para resolver el conflicto”. Fue entonces que ratificó que “en agosto habrá un nuevo aumento salarial que representará 131, 11 pesos al básico para el maestro de grado y 163,89 para el profesor de secundaria”. Ambos ejemplos para los que recién se inician.

En este marco también, destacó que el compromiso que tienen para aportar a la construcción de los diseños curriculares para la nueva escuela chaqueña hacia el Congreso Pedagógico Provincial del 10 de septiembre y ante “la confrontación a través de la descalificación y la huelga como única medida de fuerza ofrecemos diálogo y predisposición para construir caminos de consensos”.

Por ello consideró que “la mejor respuesta de un docente es la búsqueda inteligente de los caminos de consenso” y dijo que es necesario que los sindicatos que realizan paros “no priven a los alumnos de su derecho constitucional a tener clases”.

A la vez que el ministro consideró necesario informar a la comunidad educativa, en el marco de esta medida de fuerza, que los docentes de la provincia tendrán una recomposición salarial con el sueldo de agosto, al básico por nomenclador y horas cátedras, tal cual se acordó en febrero-marzo.

Precisó que esto representará para un maestro de grado, que recién se inicia, que tiene un básico de 3.467,31 pesos y 131,11 más a partir de agosto; y para el que tiene 10 años de antigüedad $196,67. En tanto que para un docente de secundaria, con 30 horas cátedras, que se inicia con un básico de 5.691,22 pesos recibirá 163,89; y con 10 años de antigüedad $245,84.

Destacó que ya desde marzo el Chaco alcanzó el tercer lugar de salario básico más alto del país y que con el aumento que se concretará en agosto se posicionará en segundo lugar.

Después señaló que el Fondo Estímulo pasará al salario básico (al valor del punto) sólo que falta definir de qué manera y a partir de cuándo. Recordó que con el Fondo Estímulo se redujo del 30 al 12 por ciento el ausentismo en el Chaco, mientras a nivel nacional la media es del 20,5.

Romero manifestó que en plena crisis económica internacional, el Gobierno chaqueño realiza un nuevo esfuerzo financiero, para mejorar las condiciones laborales y así poder garantizar una mejor educación, pero que esto sólo se concretará si los sindicatos hacen una tregua, y aceptan que el diálogo propositivo, es el único camino para resolver los conflictos”.

Comentá la nota