Rosario: se agrava el paro en las cerealeras

El paro en las cerealeras ubicadas al norte de Rosario, zona desde la que se exporta el 78 % de los granos, aceites y harinas que se producen en el país, continúa generando pérdidas millonarias y podría agravarse si las empresas obtienen el permiso del Ministerio de Trabajo para suspender al personal, medida que fue notificada ayer a los gremios.
Las sanciones se aplicarán mientras se extienda el conflicto –ayer fue el tercer día–, según anunciaron Cargill, Renova, Vicentín, Terminal 6, Buyatti y Bunge. Noble anticipó a interlocutores gremiales que se sumará a ese grupo. La CGT Regional San Lorenzo, que impulsó la huelga reclamando un sueldo mínimo de 5 mil pesos, amenazó con recrudecer la protesta si esa postura se concreta.

Las diez plantas bloqueadas generan una molienda diaria de 110 mil toneladas. “A quinientos dólares la tonelada de soja, basta multiplicar para darse cuenta de lo que pierde el país”, se quejó Alberto Jacobson, de la Cámara de Comercio e Industria de San Lorenzo.

Fuentes marítimas estimaron que la operatoria de cada buque tienen un costo de 60 mil dólares diarios. Treinta y seis, entre los amarrados y en espera para anclar en los puertos en conflicto, sumaban ayer pérdidas diarias por algo más de 2 millones de dólares. Por el momento no existe congestión en los caminos.

Ante este cuadro, las empresas solicitarán autorización a Trabajo para suspender a los operarios

Comentá la nota