La UTA Rosario exige los $5.000 acordados a nivel nacional y amenaza parar

La UTA Rosario exige los $5.000 acordados a nivel nacional y amenaza parar

Los choferes del transporte urbano de Rosario reclaman el pago de esa cifra, a cuenta de la paritaria anual. El municipio espera que lleguen los subsidios federales.

Los choferes del transporte urbano de Rosario adelantaron que exigirán el pago “en tiempo y forma” de los 5 mil pesos acordados en la paritaria nacional, a cuenta de los incrementos anuales para el sector. “Se tiene que cumplir. De  lo contrario, adoptaremos las medidas gremiales que correspondan”, advirtió Manuel Cornejo, titular de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) local. En el municipio esperan que lleguen subsidios nacionales para abonar en tres cuotas el adelanto salarial ya que “el sistema está al límite de sus posibilidades”, confiaron.

  El miércoles pasado, la UTA a nivel nacional y los empresarios de la Federación Argentina de Transportadores por Automotor de Pasajeros (Fatap) acordaron un incremento salarial de 5 mil pesos.

  Esa cifra fue consensuada a cuenta de las paritarias que se negociarán en marzo próximo y a pagar en tres meses. Es decir: 2 mil con el sueldo de enero, 1.500 con el de febrero y otro tanto con el de marzo. Abarca a los choferes de corta, media y larga distancia.

  “Lo que se firmó a nivel nacional, rubricado por el Ministerio de Trabajo, se tiene que cumplir en tiempo y forma en Rosario. De lo contrario, adoptaremos las medidas de acción gremial que correspondan”, resaltó Cornejo, en alusión a posibles paros.

  El histórico dirigente de la UTA adelantó a La Capital que la semana próxima se comunicará con las autoridades de la Secretaría de Servicios Públicos municipal para analizar como se instrumentará el pago de esa suma no remunerativa a los colectiveros rosarinos.

  Cornejo aclaró que lo pactado en Buenos Aires “es sólo una gotita de lo que se está pidiendo para el resto del año”.

      “La pretensión de conseguir un aumento que supere la inflación no cambió para nada”, agregó.

  La conducción nacional de la UTA había anticipado a fines de 2014 que iba a solicitar un incremento salarial cercano al 50 por ciento para compensar el aumento del costo de vida del año pasado y la inflación proyectada para 2015.

  En el municipio confiaron a este diario que se enteraron del acuerdo entre la UTA y la Fatap “a través de los diarios” y que recién ayer tuvieron acceso al acta suscripta.

  “El acta que se firmó dice que el aumento a cuenta de la paritaria se cubrirá con subsidios. Esperemos que sea así”, contó un funcionario de la Intendencia.

  “Por lo general, la Nación cubre los acuerdos salariales. A veces no llegan los fondos para pagar los anticipos, pero más adelante, cuando se acuerda el aumento definitivo, los recursos federales están”, agregó.

  En el Palacio de los Leones apuntaron que todavía no habían tomado contacto con los dirigentes de la UTA local. Por lo bajo,  admitieron que todo lo que se acuerda en la Capital Federal luego debe efectivizarse en la ciudad para evitar conflictos.

  Cuando se lo consultó a Cornejo sobre si la prestación del servicio había mejorado en Rosario, a un mes de haber aprobado el Concejo un ajuste tarifario, el dirigente gremial respondió: “Enero es un mes con pocos pasajeros, no hay clases, hay mucha gente de vacaciones y no hay Tribunales. Hay que esperar hasta marzo para poder hacer un balance serio”.

  El líder de la UTA había denunciado el año pasado que por falta de mantenimiento de parte de las empresas del sector, en particular la privada Rosario Bus, salían de circulación por día “entre tres y cuatro colectivos”.

  El Ejecutivo vinculó ese fenómeno con el atraso tarifario que impedía a las firmas destinar recursos para mantenimiento de las unidades.

Coment� la nota