Ruidosa protesta contra el gobernador

Ruidosa protesta contra el gobernador
Los sindicatos estatales nucleados en la Mesa Intersindical realizaron ayer por la mañana una ruidosa manifestación frente a la Residencia del Gobernador en la ruta nacional 35, durante dos horas, incluyendo en la protesta la quema de gomas. Reclaman un aumento salarial por encima del 28 por ciento para todo el año.
Los docentes estatales se mostraron enfrentados al paro y brindaron clases con total normalidad en la provincia, salvo algunas excepciones. Los taxis funcionaron normalmente ante la ausencia de los colectivos que prestan el servicio de transporte urbano en la capital pampeana.

Ajuste.

"Es importante manifestar el enojo de los trabajadores por las actitudes del gobierno, que insiste en las políticas de ajuste, para que los empleados estatales nos hagamos cargo de la crisis", aseguró Julio Acosta, secretario general del gremio Luz y Fuerza, ante la consulta de LA ARENA.

Los estatales reclaman que el incremento salarial del 28 por ciento que el gobierno decretó para todo el año, sea para el primer semestre y se plantee posteriormente una discusión para el segundo tramo del año a través de una "cláusula gatillo". "Los aumentos de precios, ratifican que el 12 por ciento que dio la Provincia no alcanza para nada", dijo Acosta.

Los gremialistas indicaron que el paro tuvo un "alto acatamiento" en diversas dependencias públicas, aunque con distintas modalidades. En algunas reparticiones, los empleados asistieron a su lugar de trabajo y posteriormente se retiraron para participar de la ruidosa manifestación en la ruta 35, custodiada por efectivos de la policía.

Contra Utelpa.

Ante el rechazo de la Unión de Trabajadores de la Educación de La Pampa (Utelpa) al paro, se dictaron clases normalmente en Santa Rosa y el resto de la provincia, con algunos casos excepcionales. Por ejemplo, en esta ciudad, los docentes de la Escuela 254 no trabajaron porque no pertenecen al oficialismo gremial.

La Utelpa afirmó que los sindicatos que convocaron a la movilización representan a la "derecha sindical". Sobre esto, Acosta respondió. "Es una acusación descarada, no pueden caer en eso. No tiene ningún sustento más allá de una provocación y un llamado a que los trabajadores no aporten el reclamo. Son cómplices del gobierno".

Acatamiento.

Los gremialistas informaron que el paro tuvo un "alto acatamiento" en Santa Rosa. En el sector de Salud, pararon los hospitales Lucio Molas y Evita, el Centro Sanitario y todas las postas, donde funcionó simplemente una guardia por cuestiones de urgencia. En Casa de Gobierno, también fue importante la adhesión.

Como consecuencia del paro que incluyó el corte de la ruta 35, la Facultad de Agronomía suspendió por la mañana las actividades académicas programadas para la jornada, porque se impidió con la manifestación el ingreso y egreso de los colectivos de la Universidad Nacional de La Pampa.

Durante la mañana, tampoco funcionó el sistema de transporte urbano de pasajeros (colectivos), generando problemas importantes para las personas que debían concurrir a trabajar. Los taxis, en cambio, funcionaron normalmente.

Los judiciales también adhirieron al paro. Su delegado, Ceferino Riela, aseguró que la pauta salarial es "insuficiente" y le pidió al gobierno que reaccione. "Necesitamos un mayor impacto en el primer semestre, eso reclaman los trabajadores", agregó en Radio Noticias.

Calma por “conciliación”

La Mesa Intersindical suspenderá toda medida de protesta hasta la reunión “conciliatoria” con paritarios del Poder Ejecutivo el martes próximo. Lo anunció el judicial Ceferino Riela, quien explicó que en este encuentro los sindicalistas estatales insistirán con una recomposición salarial superior al 28 por ciento para el año dispuesto por el gobierno.

También aclaró que esta conciliación, dictada por la Subsecretaría de Trabajo provincial, no tiene la característica de “obligatoria”, medida que, dijo, sólo puede ser emitida por la justicia laboral.

Riela consideró que con esta situación queda en evidencia un costado polémico de la Ley de Paritarias, porque la autoridad de aplicación en un caso corresponde a Trabajo, que depende del Ejecutivo, y por la otra a la justicia, patronal de los trabajadores del sector.

El gremialista remarcó que este martes la Intersindical insistirá con el temario elevado a la mesa general de negociaciones y que propondrán que gran parte del 28 por ciento pautado se pague en el primer semestre del año, dejando para después de junio el análisis de los datos económicos y el comportamiento de los precios para adecuar la política salarial de la administración pública.

Paralelamente, exigirán que sean pasados al básico algunos de los adicionales no remunerativos, lo que implicaría una mejora salarial y un incremento de los aportes previsionales para beneficio de la caja jubilatoria provincial.

Para este martes a las 10, en la Sala “Mechi” Mario de la Casa de Gobierno, están convocadas las partes de la paritaria estatal.

Camioneros hicieron piquete en ruta 35

El paro convocado contra el gobierno nacional por las CGT opositoras de Hugo Moyano y Luis Barrionuevo, con el apoyo de la CTA de Pablo Micheli, tuvo cierto impacto en Santa Rosa, principalmente, donde no funcionaron hasta la tarde las estaciones de servicio y se interrumpió el paso de camiones.

En la ruta nacional 35, frente a la estación de servicio Cruz del Sur, un grupo de camioneros realizaron un piquete, una medida que se replicó en otras localidades del interior como General Acha, Eduardo Castex, General Pico, Catriló, entre otros puntos. Además de camiones, los colectivos fueron retenidos por 30 minutos en el ingreso sur de esta capital.

Durante la jornada, también se generaron algunos inconvenientes entre los manifestantes y los camioneros que intentaban circular, aunque fueron obligados a detenerse. Al mediodía, ya había una cantidad de alrededor de treinta camiones detenidos a la vera de la ruta nacional, que pasa por la provincia.

La protesta, que incluyo quema de gomas y bombas de estruendo, contó con la presencia de militantes del Sindicato de Camioneros y de la Unión Tranviarios Automotor (UTA).

Horacio Baragiotta, de Camioneros, afirmó a LA ARENA que "es un problema social, que nos incluye a todos, no solamente a nuestro gremio" y detalló un amplio abanico de reclamos relacionados con el Impuestos a las Ganancias, jubilación digna, inseguridad y los aumentos de precios, entre otros.

Desde el gobierno, criticaron el paro y advirtieron que se intenta desgastar la gestión kirchnerista. Sobre esto, Baragiotta respondió: "Si nosotros quisiéramos voltear al gobierno, podemos hacerlo, la clase trabajadora. Siempre van a decir que es un paro político, las cosas se están haciendo mal".

Por otro lado, de acuerdo a las averiguaciones realizadas por este medio, los gastronómicos trabajaron normalmente en la ciudad al igual que el sector de la hotelería. Las estaciones de servicio, en tanto, retomaron la actividades desde las 14, según se informó.

Los otros servicios afectados por el paro fueron la recolección de residuos, que anoche retornó a la normalidad; el transporte de pasajeros, tanto urbano como de media y larga distancia; el vuelo diario de Aerolíneas Argentinas hacia la ciudad de Buenos Aires y el transporte de caudales, entre otros.

Comentá la nota