Los rurales vuelven a cortar las rutas

La medida empezará a aplicarse a las 9 y se extenderá por casi toda la jornada. Se verá interrumpido el tránsito entre Cipolletti y Neuquén, y también en Villa Manzano, General Roca y la zona de Tres Puentes.
Miles de usuarios del transporte público, automovilistas y transportistas se han visto afectados por los cortes de Uatre.

Los trabajadores del sector reclaman un aumento salarial del 35,7 por ciento. Pero sus acciones volverán a afectar a mucha gente.

Los trabajadores rurales nucleados en Uatre volverán hoy a interrumpir en forma intermitente el tránsito por los puentes carreteros entre Cipolletti y Neuquén, en reclamo de que el Ministerio de Trabajo de la Nación homologue una suba salarial del 35,7 por ciento para el sector.

Similares medidas de fuerza se aplicarán también en Villa Manzano, General Roca y Tres Puentes, sumándose a las protestas permanentes que vienen cumpliendo obreros y sindicalistas en la zona de Chimpay. En Belisle, los cortes a la circulación vial volvieron durante el fin de semana.

Los peones ya han tenido en vilo a la comunidad la pasada semana, ya que durante varios días realizaron piquetes en puntos neurálgicos de las rutas de la región. Hoy, el inicio de las interrupciones se prevé para las 9, prolongándose hasta las 20. Al mediodía y a última hora de la tarde, se efectuarán sendas asambleas para analizar la situación.

Impedir y habilitar

“Vamos a continuar con las medidas de fuerza”, manifestó ayer José Liguen, delegado regional de Uatre, quien precisó que en el caso de los puentes carreteros Cipolletti-Neuquén, y lo mismo en Villa Manzano, Roca y Tres Puentes, la modalidad será de cortes de 1 hora y media de duración con media hora para descongestionar y habilitar el paso de vehículos.

El dirigente dijo que hasta el momento no ha surgido “ninguna negociación” con la cartera de trabajo nacional, la cual nada más tendría que “homologar el acuerdo previo que tiene el gremio con el sector empresario. El 35,7 por ciento ha sido avalado por las cuatro entidades del campo”, manifestó.

Consideró que la oposición de Trabajo a dar vía libre al entendimiento de la parte gremial con la patronal tendría que ver con que “en ningún caso” estarían dispuestos a reconocer un incremento semejante porque “están poniendo un techo en las paritarias del 25 por ciento. Ésa es la realidad”, enfatizó.

Liguen fue categórico en cuanto a que los rurales “no somos trabajadores que cobramos 5.000 pesos al mes. El sueldo promedio es de 2.210 pesos pero, con los descuentos, de bolsillo recibimos unos 1.873 pesos. Esto es lo que se gana como peón general, trabajando todos los días y descansando sólo los domingos”.

Conseguir logros

Las interrupciones de tránsito generan mucha bronca e incluso indignación por parte de automovilistas, camioneros, colectiveros y gente que utiliza el transporte público para trasladarse. El sindicalista reconoció esta situación, al expresar que “en realidad, sabemos que existe malestar” por las medidas pero señaló, igualmente, que “la mayoría de los gremios han tenido que recurrir a los cortes para conseguir distintos logros”.

Manifestó, además, que el gobierno nacional “no ha dado ninguna respuesta” a los reclamos que se le han planteado, por “su negativa a homologar” el acuerdo con la parte patronal.

Piden intervención de gobernantes de Río Negro y Neuquén

El dirigente de Uatre, José Liguen, consideró ayer que los gobernantes en funciones y los electos de Río Negro y Neuquén ya deberían haber intervenido en el actual conflicto salarial, en procura de arribar a una pronta solución.

“Lamentablemente, los gobernantes de ambas provincias, los que están y los entrantes ya deberían haber actuado en esta situación”, manifestó y dijo que la falta de una respuesta acorde a las necesidades de los trabajadores podría hacer que “se pase de un problema laboral a un problema social”.

Expresó que si los rurales se quedan sin la posibilidad de hacer el raleo y demás actividades culturales de esta época, el drama “se va a trasladar a los intendentes y a los gobernadores, a quienes los trabajadores irán a reclamar por sus necesidades”.

“No hay nada de eso”, respondió al ser consultado sobre una presunta intromisión política en el conflicto, por tratarse Uatre de un gremio liderado por un sindicalista, Gerónimo “Momo” Venegas, encuadrado con el ex candidato a presidente de la Nación, Eduardo Duhalde.

“El apoyo al compañero Duhalde fue respaldado por las delegaciones y una asamblea nacional del sindicato, no fue por cuenta solamente de Venegas. Pero en este conflicto no hay política de por medio”, aseguró.

Comentá la nota