SADOP y UDT denunciaron una “violación permanente del Estatuto Docente”

Referentes del Sindicato Argentino de Docentes Particulares (SADOP) y de la Unión de Docentes Tucumanos (UDT), denunciaron ayer, ante la comisión de Educación de la Legislatura, que en la provincia hay una "violación permanente del Estatuto Docente".
Referentes del Sindicato Argentino de Docentes Particulares (SADOP) y de la Unión de Docentes Tucumanos (UDT), denunciaron ayer, ante la comisión de Educación de la Legislatura, que en la provincia hay una "violación permanente del Estatuto Docente". El tema fue planteado por los dirigentes Teresa de Ramayo (SADOP) y Carlos Arnedo (UDT) durante una audiencia con los legisladores Raúl Hadla, Iván Llorens Dip, Camila Khoder, José Páez y Ricardo Bussi, todos integrantes de dicho grupo parlamentario de trabajo.

Los gremialistas plantearon numerosos problemas del sector y denunciaron "la violación permanente al Estatuto del Docente", especialmente en la conformación de las cuatro Juntas de Calificación al no llamarse a elecciones para que se integren los tres representantes del sector. "Debe ser porque siempre ganamos nosotros las elecciones, por lo que obviamente hay un problema político", denunció Arnedo. El dirigente señaló que "en el acta salarial firmada días atrás y donde no participamos, el gremio adepto al gobierno permitió que se incluyera una cláusula que habla de reforma del Estatuto del Docente. No sabemos que se quiere reformar, pero hay versiones que se querría incluir la figura del presentismo, algo que nosotros nos oponemos. No estamos de acuerdo con la reforma sin con una actualización consensuada a través del diálogo", planteó el líder de UDT.

Los sindicalistas también expresaron su preocupación por el tema de las licencias docentes, recordando que para su justificación, los educadores deben realizar los trámites ante la dependencia específica que funciona en esta Capital, lo genera graves inconvenientes a los maestros del Interior.

Además, pidieron que se designe personal auxiliar en las escuelas y que se contemple el aumento de la cuota que reciben las escuelas que tienen comedores escolares ya que los docentes deben hacer malabares para proveer de desayuno, almuerzo y merienda, con 3.50 pesos por alumno.

Finalmente, solicitaron a los legisladores que intercedan ante la ministra de Educación, Silvia Rojkés, para que estos temas sean resueltos, argumentando que la funcionaria no los recibe desde marzo de 2007, según indicó Arnedo.

Comentá la nota