Sadowa: concejales repudiaron la represión y comprometieron a legisladores provinciales

Durante la madrugada de ayer los trabajadores de la carne del frigorífico Sadowa fueron desalojados por la fuerza policial: a pesar de que eran sólo seis personas y los uniformados se contaban de a decenas, los obreros resultaron golpeados y uno de ellos debía ser internado por las patadas en el estómago que recibió.
Los trabajadores que decidieron conformar una cooperativa y luchar por la expropiación del inmueble aseguran no sentirse representados por el Sindicato de la Carne que insiste con vender la fábrica. Dicen sentirse abandonados por el gremio. “Nunca tuvimos apoyo del sindicato, por eso llegamos donde estamos”, sostuvieron.

En las primeras horas de la tarde de ayer se evaluaba la instalación de dos carpas: una fuera del frigorífico y otra frente a la Municipalidad. El Palacio Comunal se transformó ayer en otro epicentro de este conflicto. A primera hora de la mañana, los obreros se instalaron en el hall de entrada con la convicción de que no se irían sin respuestas. El intendente Gustavo Pulti no estaba en la ciudad y entonces fueron recibidos, sobre el mediodía, por algunos concejales: Vilma Baragiola, Guillermo Schutrumpf, Verónica Beresiarte, Leandro Laserna, Martín Aiello y Mario Lucchesi.

A ellos se les entregó un petitorio que tenía más de una docena de firmas de distintas agrupaciones sociales, políticos y gremiales –encabezadas por CTA-, que fue respaldado y superado por los ediles.

El proyecto de resolución que finalmente se redactó, y que autoriza a Marcelo Artime, como presidente del cuerpo deliberativo, a que dicte decreto ad referéndum detalla en el artículo uno que el Concejo Deliberante “expresa su repudio por las agresiones sufridas por los trabajadores del frigorífico Sadowa en ocasión de producirse el desalojo en la mencionada fábrica”. Y en este sentido, en el segundo punto, se solicita formalmente a la Jefatura Departamental de la Policía –a cargo de Osvaldo Castelli- que “realice las investigaciones necesarias a efectos de determinar la responsabilidad de los efectivos policiales que intervinieron”.

Además, plantea a los legisladores locales y zonales provinciales a que “evalúen la sanción y promulgación de una ley que ordene la expropiación del frigorífico Sadowa en carácter de urgente a efectos de garantizar la continuidad de la empresa”.

Y solicita –por último- al Ejecutivo que gestione “partidas para la ayuda económica y cobertura integral para los trabajadores y sus familias”.

La resolución se envió con copia al titular Juzgado Civil y Comercial Nº6, a cargo de Alberto Vidal, quien decretó el desalojo; a la jefatura de la Policía, a legisladores provinciales de Mar del Plata y la región, la presidencia de la Cámara de Diputados y Senadores de la Provincia y al Poder Ejecutivo bonaerense.

Comentá la nota