Salgado, acorralado por la Justicia

Salgado, acorralado por la Justicia

El fiscal de Delitos Complejos, Santiago Garay, pidió la detención del intendente peronista de Santa Rosa. Se lo acusa de administración fraudulenta, peculado, emisión de cheques sin fondo y asociación ilícita. La comuna está de paro.

Hoy es un día clave para Santa Rosa. En primer lugar, porque es posible que su intendente, Sergio Salgado (FpV) quede imputado y, tal vez preso, tras un pedido de detención que emitió el fiscal de Delitos Complejos, Santiago Garay. En segundo término, porque hay reunión del Concejo Deliberante, y puede tener que tomar alguna decisión definitoria, ante la situación del jefe comunal. En el medio, los trabajadores que comienzan un paro “por tiempo indeterminado”, ante la demoras de entre 2 y 5 meses en el pago de sueldos.

A Salgado se lo acusa de administración fraudulenta, peculado, emisión de cheques sin fondos y asociación ilícita. Por esta causa, ya quedaron detenidos dos de sus funcionarios: el ex secretario de Hacienda, Franco Ojeda, y el ex secretario de Gobierno, Néstor Trigo.

Según Garay, el cacique santarrosino está sindicado por todos estos casos en una única causa, pero “hay otras 11”, en las que también se lo involucra. Y si bien aún no ha sido imputado, el fiscal espera tenerlo enfrente para avanzar en ese sentido. Además, “es probable” que haya más imputaciones, por las otras denuncias.

El intendente dijo que hoy se presentará en la fiscalía, aunque para ello, su abogado, Fernando Peñaloza, envió al fiscal un escrito pidiéndole “garantías”, para presentarse. En realidad, lo que Peñaloza envió fue un pedido de “mantenimiento de la libertad” de Salgado, algo que Garay deberá responder hoy. Es que el intendente no tiene fueros.

De todos modos, y por haber presentado ese escrito, Salgado “no es considerado prófugo”, aunque la orden de detención “sigue firme”, dijo el fiscal.

“No sé de qué me acusa”

La situación de Salgado es conocida. Se lo relaciona con algunos hechos graves, como la emisión de medio millar de cheques sin fondos. También está involucrado en el cobro, a favor de la comuna, de unos $ 10 millones, de la playa de La Salada, denuncia que hizo el CEO de esa feria, Jorge Castillo.

Tras el pedido de detención, de Garay, el intendente habló con varios periodistas. “No sé de qué me acusa. Me enteré por los medios”, dijo el jefe comunal, quien añadió que todavía no conoce al fiscal, porque “nunca” lo citó a declarar.

Además, detalló que en nombre de la causa presentó al letrado “todo lo que pidió”.

Más allá de eso, el intendente aseguró que está en condiciones de presentarse. “Quiero declarar”, dijo. “No me he robado nada de la comuna y todo se puede explicar”, siguió.

Para este intendente justicialista, todo esto es “un circo para quedarse con Santa Rosa”, a su criterio, armado por el radicalismo en el poder. “Lo hacen porque no han podido ganarme las elecciones”, agregó.

En esa línea, el intendente fue directamente contra el fiscal y el gobernador Alfredo Cornejo. De Garay dijo que “trabaja para Cornejo”. Argumentó: “¡Qué casualidad que todas las acusaciones contra peronistas caen cuando él está de turno!” Esto, en referencia a la acusación, días atrás, de senadores radicales, contra el ex gobernador, Francisco Pérez.

Garay minimizó lo dicho y aseguró: “A Cornejo nunca lo he visto. No he hablado con él”.

Pero Salgado además apuntó contra dos funcionarios del Ministerio de Gobierno: el jefe de Gabinete, Carlos Segura y el subsecretario de Hacienda, Antonio Bizzotto. “Me pidieron que hiciera una salida elegante, para llamar a elecciones”.

El ministro de Gobierno, Dalmiro Garay Cueli, indicó por un lado que el fiscal, “asumió en la Fiscalía mucho tiempo antes que este Gobierno”, negando la primera acusación.

Además, negó rotundamente que sus funcionarios hayan pedido a Salgado que renuncie.

El ministro dijo esto al salir de una reunión con los concejales radicales Débora Quiroga, Roberto Vanin, Ezequiel Quiles y la presidenta del cuerpo, Norma Trigo.

Juntos, analizaron qué pasará si Salgado queda preso. “No sabemos bien cuál es la situación. Nos presentaremos ante el fiscal para que nos explique”, destacó Trigo. La idea es ir hoy mismo a la Fiscalía, aunque primero plantearán el tema en la habitual reunión de los martes del Concejo.

Hoy la Municipalidad estará abierta, pero Salgado avisó que no irá a trabajar.

En tanto los empleados iniciarán un paro por tiempo indeterminado “ante atrasos de entre 2 y 5 meses” en los sueldos. “No importa si lo detienen, acá nos tienen que pagar”, dijo Mihail Zagorac, de ATE.

El funcionario se quejó por los procedimientos

Los cuestionamientos de Salgado ante el accionar de la Justicia y por diversos hechos, relacionados con la investigación, no son nuevos.

De hecho, en diciembre pasado, cuando se conocieron detalles de las acusaciones por los cheques emitidos sin fondos, el intendente se quejó ante la Procuración General de la Suprema Corte. En una nota pidió al jefe de los fiscales, Rodolfo González, “protección”, porque se sentía “amenazado”.

González derivó la nota al Ministerio de Seguridad, pero no se supo de nuevas quejas en ese sentido.

En febrero pasado, cuando Garay allanó las oficinas municipales, volvió al procurador para quejarse por el accionar del fiscal, pero González no aceptó la crítica del accionar de su fiscal. Sin respuesta, Salgado acudió, siempre mediante nota escrita, al mismísimo presidente de la Suprema Corte, Pedro Llorente, quien lo derivó nuevamente a la Procuración.

En el PJ esperan que la Justicia haga su trabajo

Las declaraciones de Salgado contra el fiscal y el gobierno, tuvieron poco eco en el Partido Justicialista. Ningún referente consultado por Los Andes opinó (o quiso opinar) sobre el caso.

Únicamente, en absoluto “off the record”, un importante dirigente partidario dio información institucional.

“El Partido Justicialista no ha tomado aún una decisión desde su Mesa Ejecutiva”, dijo el vocero. “Nosotros en esto, siempre hemos sido respetuoso del trabajo de la Justicia”.

La misma fuente aseguró -en disidencia con lo que dijo Salgado- que “no es intención del PJ politizar” un hecho que corresponde al Poder Judicial dilucidar”.

En ese sentido, el partido se puso “a disposición de la Justicia” para que realice su trabajo. De todos modos, aseguró que “muchos dirigentes están en contacto con él”, ante esta difícil situación.

Comentá la nota