Salud: los trabajadores dicen que el nuevo ministro equivoca el diagnóstico

El secretario general del Sindicato de Trabajadores de Salud Pública advierte que “estamos dispuestos al diálogo para salir de este pozo tremendo, pero hay que hacerlo con una visión correcta. No se fue Ordóñez porque lo cambiaron, se fue porque el sistema estaba en crisis”.
El Sindicato de Trabajadores de la Salud Pública no dijo nada nuevo, pero insistió en una advertencia y denunció una situación aún más grave en el sistema.

Carlos Ortellado, secretario general de esa organización gremial, aseveró en diálogo con El Diario que la Salud Pública afronta una situación de “colapso”, aseveró que “es equivocado” interpretar que los únicos problemas se registran en el hospital Molas y contó la angustia con la que terminó una reunión que ayer concretó el sector, y en la que se pusieron en evidencia viejos y nuevos problemas.

“Fue una reunión muy difícil, porque se están viviendo situaciones muy difíciles y complejas, fundamentalmente en el área de Pediatría, con agotamiento y stress”, contó Ortellado.

Reveló que ayer, en el Molas, hubo una renuncia de un pediatra, “lo que acorta aún más la cantidad que teníamos. Hay sólo 3 pediatras, es imposible dar una prestación en estas condiciones”, afirmó.

Además advirtió que estuvo “dialogando con gente de Acha, y el panorama es muy difícil, por un momento no hubo consultorio porque no había gente. Lo mismo ha pasado en Bernasconi, no se sabe qué va a pasar este fin de semana”, anticipó.

“Es una situación muy pero muy difícil, y no estamos en condiciones de esperar. Hay una situación de colapso. El ministro asume el martes, pero se necesitan soluciones inmediatas”, reiteró.

Ortellado agregó, en diálogo con El Diario: “En esto voy a ser bien claro: el ministro dijo públicamente que nos iba a recibir, y queremos ser prudentes, pero en cuanto a la definición decimos que sí estamos en crisis y no es una cuestión sólo del Molas. El Molas en todo caso es una caja de resonancia, lógicamente, pero lo que le pasa al Molas también es consecuencia de lo que ocurre en el interior”.

“El Molas colapsa producto de lo que pasa en el resto de la provincia. Son cosas estrictamente ligadas”, insistió.

En el caso de Bernasconi, que durante las últimas horas se volvió muy problemático, el secretario general del SITRAP advirtió que “la directora es una bioquímica que no puede resolver una derivación”.

Por las dudas, Ortellado aclaró que “estamos dispuestos al diálogo, es el camino para alcanzar acuerdos y salir de este pozo tremendo, pero hay que hacerlo con una visión correcta. No se fue Ordóñez porque lo cambiaron, se fue porque el sistema estaba en crisis. En este contexto lo superó el momento y se tuvo que ir”.

Añadió que “el nuevo ministro asume el martes, pero no estamos en condiciones de esperar para obtener soluciones. El actual es un cuadro muy difícil”.

“Si hacemos una lectura parcializada de despegar al Molas del resto... no vamos bien. La Salud está en crisis, es necesario acordar que está muy mal y los sectores que peor están deben ser los primeros en atenderse. Sino, no vamos a coincidir”, planteó.

Ortellado adelantó además que la semana que viene le van a pedir a los diputados provinciales “que no aprueben el presupuesto hasta que no especifiquen el rubro Salud, cuántos cargos contempla, ni siquiera se cubre la demanda del Molas, está lejos de eso... y el presupuesto es para toda la provincia. Queremos dialogar, pero diciendo las cosas con claridad, porque sino el diagnóstico es equivocado. Hay que solucionar esto ya, y ya es ayer...”

Comentá la nota