Salvo en el ámbito educativo, el paro se sintió poco en Luján

El paro y movilización convocados por el líder de la CGT, Hugo Moyano, no modificaron sustancialmente el ritmo cotidiano de la ciudad. Los servicios de trenes y colectivos salieron de forma regular. Tampoco se registraron inconvenientes en bancos y estaciones de servicio. Alto acatamiento en el ámbito educativo.
Salvo en el ámbito educativo, el paro y movilización convocados por Hugo Moyano no modificaron sustancialmente el ritmo cotidiano de la ciudad. La movilización masiva a Plaza de Mayo del gremio de Camioneros y sus entidades sindicales afines no afectaron el servicio regular de trenes y colectivos, que desde primera hora de la mañana partieron y arribaron a la Terminal de Luján. Tampoco se observaron inconvenientes en lo servicios bancarios y en las estaciones de servicio, cuyos faltantes de combustibles se inscriben en el actual contexto de escasez.

A partir de que los docentes se sumaron a la medida de fuerza promovida por el líder de la CGT, el acatamiento en las escuelas del distrito fue alto. Estimado en un orden del 90 por ciento, el paro se hizo especialmente visible en el nivel primario. Además, en esta ocasión también se sumaron colegios privados que tradicionalmente no adherían a este tipo de medidas, como el Instituto San Luis Gonzaga y la Inmaculada Concepción, ambos de la localidad de Jáuregui, o la Escuela Ángel Gutiérrez, de Luján.

El aporte local

En declaraciones a este medio, el concejal Norberto Lasala, representante de la Corriente Nacional del Sindicalismo Peronista, estimó que "desde Luján se van a movilizar alrededor de 200 personas". En el camino, el grupo local se sumó a la nutrida columna que aportará General Rodríguez, un distrito donde la representación del gremio de Camioneros y afines es amplia y numerosa. En total, se calcula que llegaron a Plaza de Mayo más de 800 trabajadores con el objetivo de respaldar los reclamos por la suba del mínimo no imponible del impuesto a las ganancias y la universalización de la asignación por hijo, entre otras demandas.

Por su parte, el secretario general de Cerveceros y titular de la CGT Regional, Oscar Lescano, afirmó que a la marcha se sumaron cerca de diez sindicatos enmarcados en la central obrera: "La actitud de cada gremio queda librada a las resoluciones de las respectivas federaciones", señaló. Se estima que se trasladaron a Buenos Aires el Sindicato de Empleados Municipales, el Sindicato Obrero Curtidos, La Unión de Trabajadores de Entidades Deportivas y Civiles, Ceramistas y la Unión de Trabajadores de Argensun, entre otros. Otras entidades gremiales, como el Sindicato de Trabajadores de Aguas, Gaseosas y Afines, se sumaron al paro pero no a la movilización.

Comentá la nota