Santa Cruz: el conflicto petrolero se agrava y ya se coló en la campaña

El gobierno de Peralta le apunta a un gremialista aliado de De Narváez.
En la provincia de Santa Cruz, el conflicto petrolero entró en una pacífica letanía. Mientras todavía repercuten las agresiones contra el intendente de Caleta Olivia y candidato a vicegobernador por el Frente para la Victoria, Fernando Cotillo, los trabajadores petroleros resolvieron en una masiva asamblea el “paro por tiempo indeterminado” y “estado de alerta y movilización permanente”.

Los petroleros decidieron mantener el corte de rutas aunque ellos aseguran que no están impidiendo el acceso a los yacimientos. El gobernador de Santa Cruz, Daniel Peralta, afirmó que garantizará la circulación en las rutas. En la asamblea también se resolvió elevar una solicitud al Ministerio de Trabajo de la Nación para que se convoque a una asamblea general a fin de elegir la Junta Electoral y se fije la fecha de elecciones. La medida continuará por los próximos nueve días hábiles, el tiempo que tiene la intervención del sindicato para convocar a elecciones.

Ayer, Peralta rompió el silencio y calificó a los agresores de Cotillo como “criminales”, al mismo tiempo que aseguró poner a disposición de la Justicia todo lo necesario para que los culpables terminen en “la cárcel”. En conferencia de prensa, Peralta estuvo acompañado por Cotillo; por su Jefe de Gabinete, Pablo González; intendentes de la zona norte y el jefe de la Policía provincial, el comisario Alejandro Martín. También estuvo Susana Quintana, efectivo policía que, según se aseguró, fue atacada con armas de fuego en el desalojo del domingo a la madrugada.

“Acá hay intereses de cierto sector de la oposición a nivel nacional porque esta es la provincia de la Presidenta. Alguien nos quiere perturbar este proceso de producción. A nosotros no nos chantajea, no nos extorsiona absolutamente nadie”. Sin mencionarlo, los dardos de Peralta apuntan a Alberto Roberti, titular de la Federación del Petroleo y Gas Privado. Según el Gobierno provincial, es la Federación la que debe convocar la normalización del gremio. Roberti es el esposo de la diputada provincial bonaerense, Mónica López y candidata a vicegobernadora de Francisco De Narváez . Peralta también reconoció no tener diálogo con Roberti. “La Federación no está dando respuestas”, agregó en la conferencia de prensa de ayer.

“La producción está garantizada”, agregó el gobernador. Este nuevo conflicto gremial con el sector petrolero se da a semanas de la firma entre el Gobierno provincial e YPF para inversiones por 1.700 millones de dólares. “Voy a seguir garantizando la circulación de las rutas”, sentenció el gobernador defendiendo su posición, luego del desalojo de las últimas tomas. Fuentes provinciales de la petrolera PAE confirmaron a este diario que la producción estuvo paralizada por 72 horas y que se retomó el trabajo normal recién en la noche del domingo. Peralta negó estas versiones.

Cotillo volvió a contar detalles de la golpiza que recibió el domingo a la noche. “Hay gente que no entendió lo del 14 de agosto”, afirmó. Peralta habló sobre intentos de “desestabilización”. Según confirmó el jefe de la Policía santacruceña, de acuerdo a las pericias, se determinó que en los desalojos de la madrugada del domingo, hubo, por lo menos, cinco armas de fuego en el sector de los manifestantes . Eso surgió de la cantidad de vainas recogidas en la zona. Uno de los balazos, calibre 22, impactó en el escudo de Quintana. Hay cuatro causas en la Justicia

Comentá la nota