La santafesina Alesso sucederá a Maldonado en Ctera

La santafesina Alesso sucederá a Maldonado en Ctera

Maldonado fue una histórica dirigente de la federación del magisterio, defensora de la escuela pública y los derechos humanos. Alesso tomará la posta pero no dejará la conducción de Amsafe. 

La titular de la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (Ctera), Stella Maldonado, falleció ayer por la tarde tras padecer un tumor cerebral. Sus restos fueron velados hasta las 15 horas de hoy, en la sede porteña del gremio docente, para permitir que se despidan de ella los dirigentes del interior del país y miembros de organizaciones sindicales y de derechos humanos.

La secretaria adjunta de la Ctera y titular de Amsafe Provincial, Sonia Alesso, la sucederá en la conducción del sindicato nacional, y -paralelamente- continuará al frente del sindicato provincial. “Es una pérdida muy grande para todos los docentes de la Argentina por lo que Stella era como educadora, como maestra y como luchadora comprometida con la docencia y con las luchas por los derechos humanos”, dijo Alesso.

Maldonado fue una incansable defensora de la educación pública, lo que la llevó a ocupar cargos gremiales hasta llegar a ser la titular de la entidad de trabajadores de la educación más grande y poderosa del país. La dirigente histórica de Ctera sostuvo a lo largo de su trayectoria gremial, la necesidad de mejorar las condiciones de trabajo, ampliar la formación de base y en servicio, y generar tiempos específicos para reflexionar sobre las propias prácticas educativas.

Comprometida con la educación pública y el tiempo que le tocó vivir, se preparó para tener una mirada política de la educación y poder aportar como gremialista y docente a las transformaciones que demandaba la escuela. Fue una de sus más explícitas preocupaciones “la pérdida de la autoridad pedagógica”, consecuencia de “las políticas educativas neoliberales que desautorizaron a los docentes en sus saberes y sus prácticas”.

Maldonado, que sufrió la pérdida de su esposo a manos de la represión de la dictadura, vivió con compromiso militante las exigencias de los tiempos tumultuosos que le tocaron vivir. Para la docente, que era maestra y asistente social, el desafío de transformar la escuela “absolutamente atravesada por el conflicto social propio de cada época” tenía que ver con superar el “núcleo duro de la pobreza”. Esta brecha entre los que más tienen y los que menos tienen “produce en sí misma una situación de violencia que tiene su correlato en situaciones que llegan a la escuela”, opinaba la dirigente gremial que asumió como titular de Ctera en 2007.

En una de las entrevistas con El Litoral, la dirigente advertía que “en las escuelas están los chicos que nacieron en la hiperdesocupación, en situaciones de violentación permanente de los derechos. Esto genera efectos en la subjetividad y en la ruptura del lazo social, que tiene en la escuela sus resonancias, porque la escuela no es una isla, sino que está absolutamente atravesada por el conflicto social propio de cada época”.

Defensora

Desde su lugar de militancia y compromiso, Maldonado, de 65 años, representó a los docentes en el marco de las paritarias nacionales, donde supo hacer pie entre un sector de las bases que le reclamaba mayor dureza con el Gobierno, y los funcionarios que le cuestionaban sus reclamos a la Nación para que aumente los presupuestos educativos.

A Stella no le eran ajenas las discusiones sobre calidad educativa y, en ese sentido, criticaba las polémicas pruebas Pisa porque “seguramente no nos van a dar ninguna pista acerca de qué hacer para superar las falencias y sí les dan argumentos a quienes quieren hacer retroceder la inversión educativa. No cabe duda de que nuestro sistema educativo tiene graves problemas, uno de ellos es la necesidad de avanzar en las escuelas de jornada completa, mejorar los aprendizajes de lectoescritura en el primer ciclo, lograr mayores niveles de permanencia y egreso con aprendizajes significativos en la escuela secundaria”, pensaba esta dirigente, que formaba parte del Consejo Ejecutivo de la Internacional de la Educación.

Maestra normal y asistente social

Stella Maldonado estudió como maestra normal nacional en el colegio Inmaculada Concepción de La Plata, se desempeñó como asistente social y maestra en la provincia de Buenos Aires. En los ‘70 fue maestra de adultos en el programa Dinea. Del 2000 al 2006 se desempeñó como secretaria de Derechos Humanos de Suteba y secretaria de Educación de Ctera, del 2004 al 2007.

También se destacó como militante de los derechos humanos, fue miembro del CELS y acompañó la lucha de las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo y de la agrupación HIJOS. “Era una intelectual, una gran lectora. El aporte que le hizo al gremio fue su conocimiento, basado en una práctica de lucha y compromiso”, resumió la dirigente Mary Sánchez, quien compartió buena parte de la historia política de Stella Maldonado.

Coment� la nota