El SAON instó a una mesa de diálogo en el puerto y apoyó al Astillero Contessi

El SAON instó a una mesa de diálogo en el puerto y apoyó al Astillero Contessi
Frente al pedido de desalojo del Astillero Naval Federico Contessi y Cia S.A., los dirigentes nacionales del Sindicato Argentino de Obreros Navales y Servicios de la Industria Naval de la República Argentina (SAONSINRA) junto al Cuerpo de Delegados, Colaboradores y Trabajadores Navales de la ciudad de Mar del Plata, hicieron público su apoyo y exigieron una inmediata solución del conflicto.
Por medio de un comunicado de prensa firmado por el delegado normalizador del SAON, Ítalo Carrizo, el gremio se solidariza con Contessi “poniéndonos a su lado, con nuestra mejor predisposición para su sostenimiento, sabiendo que de no llegar a una pronta solución, el hecho traería como perjuicio más desocupación en nuestra ciudad”.

El texto, que se dio a conocer horas después de celebrarse el Día de la Industria Naval, insta además a las autoridades portuarias a “entablar un diálogo con las instituciones legales, la Cámara de la Industria Naval de Mar del Plata, los directivos del Astillero Contessi y el Sindicato Argentino de Obreros Navales, entre otros, para entablar una mesa de trabajo y poder destrabar este conflicto con el fin de salvaguardar los más de 60 puestos de trabajo que están en juego”.

El comunicado hace hincapié en que “la decisión del desalojo va a contramano del proyecto nacional de la Presidenta de la Nación que marca al trabajo como la única garantía de dignificar al pueblo argentino”.

El Astillero Naval Federico Contessi y Cia SA tiene más de 60 años de trayectoria en Mar del Plata. Cuenta con mano de obra técnica y especializada posicionando a la Industria Naval Argentina por su eficiencia lo que jerarquiza profesionalmente a Mar del Plata.

De esta empresa dependen también empresas locales contratistas que hacen que el astillero sea ejemplo de dignificación del trabajo genuino y mano de obra local.

El SAON tiene como objetivo la defensa genuina de los puestos de trabajo, el diálogo fraterno con el buen empresariado y las instituciones del Estado que apuestan a la dignidad de la persona y a la cultura del trabajo.

Comentá la nota