Sapag: “Exigen mil millones de pesos más que no tenemos”

El gobernador dijo que es el monto que se necesitaría para atender el reclamo de los gremios estatales. “A esta altura de la vida no me van a meter miedo, por más violentos que pretendan ser”, afirmó.
Villa La Angostura > La plata no alcanza. Ese fue, en resumen, el mensaje que el gobernador Jorge Sapag envió ayer desde esta localidad a los dirigentes de los gremios estatales que reclaman un aumento salarial.

“Cuando se pretende que cortando una ruta yo dé aumento salarial y disponga, más o menos, lo que exigen que son mil millones de pesos más, quiero hacer saber que no los tenemos, no están”, afirmó Sapag.

Y añadió: “Por más que corten la ruta o prendan cubiertas en la puerta de mi casa o tiren basura en la casa del intendente de Plottier, no se puede hacer en democracia lo que se quiere. En democracia se hace lo que se debe y lo que se puede”.

Sapag se refirió al conflicto con los gremios estatales, que realizaron el jueves cortes de ruta y protestas en distintos puntos de la provincia en reclamo de aumento salarial, durante el acto de presentación de una obra clave para Villa La Angostura.

Se trata de la planta de tratamiento de residuos sólidos urbanos que financiará un programa de BID por intermedio de Nación. El acto se realizó cerca del mediodía en un complejo hotelero de la localidad.

Sapag afirmó que “los disensos y las protestas forman parte de la democracia”. “El punto central es que hay reglas de juego, que pasan por la convivencia y el respeto”, aseguró. “Y la democracia exige que se respeten las autoridades legítimamente constituidas para administrar”, remató el gobernador.

Recordó que “en los últimos cuatro o cinco años, la producción de gas y petróleo cayó el 30% en la provincia de Neuquén. Por lo tanto, las regalías cayeron el 30% y 40%”.

Reiteró que los aumentos salariales que se otorgaron en los cuatro años últimos “han estado por encima de las mediciones de inflación que hemos hecho en la provincia”.

Aseguró que “nadie quita ni cuestiona el derecho de reclamar y peticionar a las autoridades. El asunto es cómo”. “He visto que se amenaza con cortar una ruta internacional; que no se les ocurra”, advirtió Sapag.

Sapag dijo que “vamos a proceder con las herramientas de la democracia, porque algún dirigente salió estos días a decir que el gobernador tiene que salir prácticamente con un palo”.

“No se lo pude llamar al gobernador por teléfono y decirle: che, sacame a esta gente de acá a los palos porque me están molestando. Esto raya con lo ridículo, lo antidemocrático y lo antirrepublicano”, afirmó Sapag, con la intención que la declaración se escuchara fuerte en la ciudad de Neuquén.

“Vamos a exigir que no haya cortes de ruta, ¿por qué? Porque se perjudica al conjunto de la sociedad”, sostuvo.

Aclaró que “la vida en la sociedad no es un cuento de hadas. Que fueron felices y comieron perdices para toda la vida y que se puede por todo el tiempo pensar que el Estado puede dar una respuesta infinita. El Estado tiene límites, obligaciones, y tiene sectores”.

Pidió a los dirigentes sindicales y de la oposición que analicen las cuentas públicas, pero solicitó que “no pidan lo imposible”. “¿De qué le sirve a un dirigente sindical que la provincia se prenda fuego o que demos un aumento que a fin de mes no se puede pagar?”, preguntó.

“Le pedimos a los dirigentes sindicales que eligen el corte de ruta, la vía violenta, que respeten la democracia”, afirmó.

“Si ellos quieren manejar el presupuesto provincial que se presenten a elecciones y que nos ganen una elección a los que estamos administrando actualmente”, enfatizó. “A mí a esta altura de la vida no me van a meter miedo por más violentos que pretendan ser”, sostuvo.

Comentá la nota