"Saudán negoció sólo y entregó a la mayoría de los trabajadores municipales"

Los trabajadores municipales recibirán un aumento salarial del 22% en febrero, que se completará con una suba del 6% a partir de agosto, según el convenio firmado entre el Ejecutivo y los representantes del Sindicato de Empleados Municipales, .

En el convenio (cuya firma se llevó a cabo en la delegación local del ministerio de Trabajo) quedó establecido, además, que los empleados de todas las categorías alcanzarán el salario mínimo, vital y móvil, hecho de gran relevancia para el sector.

Para el Dr. Adrián Feldman, de legales del municipio,  fue un buen acuerdo.  No piensa lo mismo la secretaria general del Sindicato de Obreros y empleados municipales, S. O. E. M.,  Mónica Calissano,  quien se mostró muy contrariada por la decisión de uno de los gremios, "asumiendo la representatividad de todos los trabajadores de acordar un aumento que está muy lejos de achicar las diferencias enormes en lapirámide salarial que  hay entre el personal jerárquico y los trabajadores municipales" dijo la secretaria general del SOEM.

Calissano explicó que lo que se estaba  trabajando y se buscaba acordar es que se cumplan las leyes,  que desde este año se incorpore, como es ley ya aprobada por la legislatura provincial, el el básico de algo más de seis mil pesos para todos los trabajadores municipales.

La titular de SOEM dijo que con estos acuerdos "Gabriel Saudán sólo beneficia a los trabajadores mejores pagos del municipio",  a los jerárquicos y a los cargos más elevados.  "Para el que cobra 15.000 pesos o más, es bueno, porque el acuerdo le significa tres mil pesos o más de aumento por mes, pero para la mayoría de los trabajadores, el aumento no significa más de cuatrocientos pesos".

Mónica Calissano fue categórica al decir  que para ella "Saudán traicionó a los trabajadores que menos ganan,  que en el municipio son la mayoría".  Por su parte, la dirigente gremial aseguró que "sólo se debía hacer cumplir la ley; el básico de algo más de 6.000 pesos es ley, se debe cumplir y Saudán acordó por las suyas y traicionó a los trabajadores aprobando que no se cumpla la ley"

Finalmente, la titular de SOEM dijo que en este caso reconoce que el municipio, como la nación y la provincia, tienen dificultades; aseguró que entiende al intendente que trata de pagar lo menos posible, pero que la tarea de los dirigentes gremiales  es "defender a los trabajadores y que se cumplan las leyes y en este caso un dirigente gremial perjudica a sus representados y permite que se incumpla la ley" finalizó Calissano.

Comentá la nota