Schiaretti prometió mantener buena relación con la Nación

Schiaretti prometió mantener buena relación con la Nación

El candidato de Unión Por Córdoba señaló que recuperará los recursos que el Gobierno nacional le adeuda a la Provincia. Eliminará la Tasa Vial y el pago diferido a los jubilados.

El candidato a gobernador por Unión por Córdoba (UpC), Juan Schiaretti, aseguró que si los ciudadanos vuelven a elegirlo mantendrá una buena relación con la intendencia de la capital y con el Gobierno nacional; además de combatir el narcotráfico desde el interior de los barrios y terminar con los “impuestos distorsivos”.

“A Córdoba le hace falta consolidarse como un polo productivo integrado a un Mercosur renovado y abierto al mundo, y para ello necesitamos hacer las grandes obras de infraestructura, como gasoductos troncales y autovías”, indicó Schiaretti en el segmento “El Candidato” de Viva la Radio.

Entre esas obras destacó el segundo anillo de la Circunvalación en la capital cordobesa, el anillo de gas y completar las cloacas, que si bien son tarea de los intendentes, como gobernador los “auxiliará”.

“Tal como hice el primer día de mi anterior gestión como gobernador, voy a ir al despacho del intendente de la ciudad de Córdoba y firmar la ampliación de la planta de Bajo Grande”, se comprometió.

Señaló, además, que “hay que terminar la Circunvalación y hacer cinco puentes nuevos; (…) asfaltar los dos canales maestros, y terminar la ampliación de las avenidas Ricardo Rojas y Bodereau”.

Con el presidente que sea

En cuanto a la relación de la Provincia con el Estado Nacional, Schiaretti dijo: “Lo que hay por parte de la actual presidenta es una discriminación hacia Córdoba. Conmigo como gobernador vamos a mantener una muy buen relación con el gobierno nacional”.

“Todos saben que mi candidato a presidente es (José Manuel) de la Sota, porque lo creo el más capaz, pero soy amigo personal y tengo buena relación con (Mauricio) Macri, (Daniel) Scioli, (Margarita) Stolbizer”, apuntó.

Y agregó: “Coincidimos en que la Nación debe los recursos de la Caja de Jubilaciones, y los va a tener que pagar”.

No dejarle los barrios a los narcos

“En el combate al narcotráfico hay dos andariveles: la represión, y me parece bien que se haya puesto en marcha la Policía Antionarcotráfico, que no depende del poder político sino de la justicia; y, el otro, es la pelea para evitar la penetración y el control del narcotráfico en los barrios humildes”, sostuvo.

Schiaretti propone una batería de programas sociales junto al gobierno municipal, los integrantes de los diferentes credos, los clubes y las ONG, “para disputarle al narcotráfico el control del barrio”.

“Cuando el narcotraficante paga la consulta médica, los remedios, él es el amo del barrio y el Estado desaparece. (…) La gente precisa es que el Estado esté en el barrio diciendo ‘los narcotraficantes no se van a hacer los dueños del barrio’”, explicó.

Basta de diferimiento

“Estamos con un diferimiento de seis meses (en el pago del aumento a los jubilados) y voy a ser el gobernador que lo derogue porque vamos a recuperar los recursos que nos debe la Nación, que ya son más de $10.000 millones”, aseguró.

Aclaró, además: "Por una ley, los cordobeses resignamos más de $5.000 millones de pesos al año para sostener el déficit del sistema jubilatorio nacional; y esa misma ley establece que la Nación debe sostener el déficit de la Caja de Córdoba que no se transfirió".

"Son $2.800 millones que deberían venir a Córdoba. El actual Gobierno toma los $5.000 millones y no envía nada, por eso estamos en juicio en la Corte y seguramente nos va a dar la razón", completó.

Impuestos distorsivos

Al ser consultado por la Tasa Vial, Schiaretti argumentó: “Hay muchos impuestos distorsivos, fruto de que el gobierno nacional subió los impuestos y se quedó con todos los recursos, a partir de la nueva realidad nacional vamos a poder recibir los recursos adecuados y terminar con esos impuestos".

El policía del barrio

El candidato de UpC se comprometió a incorporar 5.000 policías, mil nuevos patrulleros, 300 motos y 1.200 cámaras de seguridad, “para volver a los policías de barrio”.

Comentá la nota