Schmid dijo que el Gobierno no es “el enemigo” sino “los sectores económicos”, y que Yasky “tiene que ser más medido con lo que declara”

Schmid dijo que el Gobierno no es “el enemigo” sino “los sectores económicos”, y que Yasky “tiene que ser más medido con lo que declara”

En declaraciones a radio Con Vos, el pope de la CGT retrucó: “Creo que no hay una humillación mayor para un dirigente sindical que llegar a estar al frente de una organización gremial por una resolución del Ministerio de Trabajo”

El secretario general de la CGT, Juan Carlos Schmid, afirmó hoy que “el enemigo” de los trabajadores “no es el Gobierno” sino “los sectores económicos” y salió al cruce de las declaraciones del titular de la CTA, Hugo Yasky, quien cuestionó la decisión de la central obrera de no haber convocado a un paro nacional, al señalar que “tiene que ser más medido con lo que declara”.

En declaraciones a radio Con Vos, el sindicalista expresó: “Creo que no hay una humillación mayor para un dirigente sindical que llegar a estar al frente de una organización gremial por una resolución del Ministerio de Trabajo”, dijo Schmid en alusión a Yasky, quien quedó al frente de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) tras el reconocimiento oficial luego de las elecciones de esa central que en 2010 finalizaron con denuncias de fraude y la fractura.

Yasky había señalado ayer que el acuerdo alcanzado entre el Gobierno y lo que consideró “un sector” de la CGT es “una respuesta miserable para los trabajadores” y sostuvo que la propuesta aceptada por la central obrera “forma parte de la agenda que impuso el Gobierno, aceptando migajas para los trabajadores”.

En ese sentido, Schmid expresó que Yasky “tiene que ser más medido con lo que declara, porque calificar a otros dirigentes es entrar en el juego del enemigo”. El dirigente cegetista señaló que “el enemigo nuestro no es el gobierno” y precisó que el “adversario son los sectores económicos que no van a votación y que siguen estando siempre”. “Los suspendidos y despedidos los ponemos nosotros”, subrayó Schmid al ser consultado sobre el discurso oficial acerca de que la economía tocó fondo y ahora está mejorando.

“No es la percepción que tenemos nosotros a través de los informes que nos llegan de los delegados”, añadió y detalló que “en los últimos tres años” se viene dando “un rebote de la economía, pero el rebote se hace en el tobogán” y “no se vuelve” a recuperar el nivel adquisitivo previo a las distintas caídas de la actividad económica.

Consultado por los anuncios de ambas CTA de convocar a un paro, que sería apoyado entre otros por los bancarios- que conduce Sergio Palazzo-, Schmid apuntó que “este gremio viene teniendo una posición de autonomía desde cuanto abandonaron la CGT que conducía Hugo Moyano”. Palazzo fue uno de los oradores en el acto realizado, la semana pasada en Atlanta, en el que un grupo de radicales K homenajeó a Hipólito Yrigoyen y donde la principal oradora fue la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

“Ellos tienen -añadió- una vertiente política que yo no comparto, lo mismo que con otras organizaciones sindicales” y se refirió a la participación de Palazzo con Cristina Kirchner. “Yo particularmente no comparto esa posición, no voy a estar nunca cercano a esas posiciones, y eso agrega un grado de confusión”, dijo Schmid, quien igualmente valoró que el sector bancario “ha motorizado” muchas luchas sindicales.

El dirigente del gremio de Dragado y Balizamiento también se refirió a las versiones acerca de que Pablo Moyano amenazó con abandonar la CGT y que su padre Hugo convalidó lo hecho por el triunvirato.

En ese sentido señaló que “Hugo se volvió más prudente y Pablo se parece al Hugo de hace 25 años”. “Pablo siempre ha tenido una definida personalidad y no ahora, sino desde que era joven, y todos lo sabemos. Yo quiero despersonalizar esta situación porque creo que Camioneros no se va a ir de la CGT”, aclaró Schmid y agregó: “Los otros entretelones no los sé, no formo parte de la familia”

Coment� la nota