Un sector gremial cortará calles; el otro esperará hasta el martes

El Gobierno les pidió que aplacen las medidas de fuerza; hoy habrá protestas en la Terminal.

La puja por el bono de fin de año suma un nuevo capítulo. Luego de que el gobernador, Juan Manzur, dijo en una entrevista con LA GACETA que no había dinero para pagar lo que pretenden los gremios estatales, ellos anunciaron medidas de fuerza. 

No obstante, desde el Ministerio de Gobierno, Seguridad y Justicia los convocaron para charlar y calmar los ánimos. El miércoles cerca de las 20, un grupo de dirigentes del Frente de Gremios Estatales se reunió con el titular de esa cartera, Regino Amado. Luego de casi una hora de charla la conclusión fue la misma: ellos ratificaron que cortarán calles hoy y el ministro les dijo que no les podía confirmar nada sobre el bono. 

“Dijo que iba a acceder al resto de los puntos del petitorio, pero sobre el bono nos pidió que esperemos hasta saber qué pasa en la reunión que el gobernador va a tener con (el presidente Mauricio) Macri entre el viernes (por hoy) y el sábado (por mañana)”, informó Martín Rodríguez, dirigente de ATE y miembro del frente gremial. 

Reiteró que hoy, como ya habían acordado durante un plenario de trabajadores, cortarán la zona de la Terminal de Ómnibus y que luego llamarán a una nueva reunión de dirigentes. Este frente agrupa a varios gremios estatales que se han definido como opositores al gobierno. Piden que se les abone un bono de fin de año de $ 8.000. 

Quienes también dialogaron con el ministro fueron los referentes de la Unión de Gremios Estatales (UGE), un espacio que reúne a varias reparticiones estatales y mantiene una relación más cercana con el oficialismo. 

“Hemos estado charlando casi dos horas y decidimos esperar hasta el martes, como nos pidieron”, dijo Andrés Jaime, referente de la Asociación Tucumana de Empleados Previsionales y de la Seguridad Social (Atepyss) y miembro de la UGE. 

Calificó la charla de productiva porque tanto Amado como la secretaria de Gobierno y Justicia, Carolina Vargas Aignasse, les prometieron avanzar con las respuestas a otros reclamos. “Ya casi es un hecho que van a pasar a planta permanente a quienes tienen más de tres años de antigüedad y que se blanqueará la suma en negro que conforma el salario a los trabajadores que están cerca de jubilarse”, aseveró Jaime. 

La UGE pidió, además, que se normalicen los entes intervenidos, como el Subsidio de Salud y Vialidad. “También hemos solicitado un régimen de licencia por violencia de género y el día femenino para las compañeras”, agregó. Ellos piden que no se afecte el presentismo a las mujeres que por un episodio de violencia no pueden asistir a su trabajo.

Desigualdad 

Jaime se refirió al gasto social de los legisladores. “Le planteamos (al ministro Amado) la desigualdad que existe si tenemos en cuenta que para gastos sociales discrecionales los legisladores cuentan con casi $ 500 millones, mientras que un bono de $ 3.000 para los 73.000 estatales significaría una erogación de $ 220 millones”, subrayó. Hasta el martes esperarán que el gobernador les haga una oferta; de lo contrario, avanzarán con otras medidas. 

Voceros del frente de gremios opositor habían manifestado la intención de sumar fuerzas y tomar medidas conjuntas con la UGE. “Nosotros estamos dispuestos a ponernos detrás de ellos”, dijo Rodríguez al salir de la reunión con Amado. 

Comentá la nota