La sede San Lorenzo de la Uocra fue tomada por los trabajadores

Exigen la intervención de la filial y el llamado a elecciones. Fuerte crítica a la conducción. Ya se comunicó la situación a la CGT local y a la conducción nacional del gremio.

La sede de la institución, ubicada en Moreno al 700, fue invadida por los autoconvocados disconformes, que forzaron el retiro de las autoridades sindicales. Duros cuestionamientos.

Por Marcelo Abram / La Capital

San Lorenzo.— Un grupo de trabajadores que desde la semana pasada venía realizando un acampe en las puertas de la Unión Obrera de la Construcción (Uocra) ocuparon la sede gremial en contra de la actual conducción, en reclamo de una democratización sindical y de la legítima defensa de los obreros de la región. La toma se produjo ayer, cuando casi un centenar de personas ingresó a la institución ubicada en Moreno al 700, y les comunicó a los directivos del gremio la decisión de tomar la sede.

Si bien hubo algunas discusiones, la situación no pasó a mayores y los dirigentes cuestionados se retiraron del lugar, quedando en su interior este grupo que la semana pasada había iniciado el acampe por tiempo indeterminado, que comunicó la situación tanto a la CGT San Lorenzo y a la conducción nacional de la Uocra, a la que le plantean la intervención de la filial de esta ciudad y el posterior llamado a elecciones de autoridades.

La semana pasada este grupo se instaló en las puertas del gremio denunciando la perpetuidad de la actual conducción y cuestionando su relación con las patronales. En diálogo con LaCapital, Ernesto Ponce, integrante del grupo sostuvo que la ocupación del gremio fue "pacífica. Llegamos con nuestro representante legal, vamos a cambiar las cerraduras, y estamos organizados en grupos que harán guardias para asegurar esta recuperación de nuestro sindicato para todos nuestros afiliados", afirmó.

Consultado sobre la salida a este particular conflicto, Ponce remarcó que ahora esperan que la conducción nacional "sepa lo que está pasando con la Uocra San Lorenzo, intervenga la filial y convoque a elecciones limpias, sin trabas ni maniobras, que permitan la participación de todos nuestros afiliados".

"Ningún afiliado se siente representado por la actual conducción que vive haciendo la vista gorda para que se abuse y se precarice a nuestros compañeros en forma permanente", dijo el gremialista y agregó que "la actual conducción ni siquiera se preocupa porque se aplique el convenio colectivo de la Uocra, nuestros compañeros hacen turnos de doce horas y se les liquida por la mitad, y ni hablar de las condiciones de seguridad e higiene laboral".

Uno de los cuestionamientos de la actual conducción del gremio a los autoconvocados tenía que ver con que no estaban afiliados al gremio. A esto, Ponce respondió: "A todos nuestros compañeros se les descuenta la cuota sindical, si pagás cuota sindical pertenecés al gremio, lo otro son maniobras burocráticas para evitar la participación y perpetrarse en el mando". Y recordó: "El actual secretario, Rubén Olguín, ya está jubilado y no tuvo mejor idea que poner a su hijo al frente de la filial, como si los cargos se heredaran", ironizó.

"Esto es algo insólito, su hijo Rubén nunca estuvo en relación de dependencia y ahora heredó de su padre la conducción del gremio. ¿Cómo puede representar a un trabajador de la construcción alguien que nunca supo lo que es este trabajo?", se preguntó, sin esperar respuesta.

Otro de los puntos que cuestionan quienes ahora están tomando la sede tiene que ver con la contratación de mano de obra por parte de las empresas de la región. Este grupo sostiene que se contrata gente de otras zonas y hasta extranjeros y le achacan al gremio su pasividad ante esta situación

Otro de los puntos que se cuestionan es la situación laboral de los trabajadores de la región: "Acá vienen las empresas de montaje y contratan gente de afuera, a veces extranjeros, a los que explotan como quieren, y nuestro gremio, que tendría que presionar para que sean nuestros trabajadores de la región los que tengan trabajo, hace la vista gorda", dijo, y remarcó: "De ahí para adelante se termina consintiendo una serie de situaciones, y si vos protestás sabés que al otro día te llega el telegrama y el gremio no dice nada".

Comentá la nota