Las sedes de Anses, con atención parcial por una medida de fuerza

Las sedes de Anses, con atención parcial por una medida de fuerza

Apops y ATE reclaman paritarias y cuestionan la pérdida del poder adquisitivo de los salarios a raíz de la inflación y el impuesto a las ganancias.

La Asociación del Personal en los Organismos de Previsión Social (Apops) y la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) iniciaron ayer un paro por 48 horas en la Administración Nacional de Seguridad Social (Anses), lo que resentirá al menos hasta hoy la actividad en las unidades de atención.

La medida se enmarca en una protesta de alcance nacional, motorizada en principio por el reclamo de paritarias específicas por sector y un salario que no pierda valor adquisitivo frente a la inflación y el impuesto a las ganancias.

Además, los trabajadores piden mejores condiciones de trabajo. "Hay problemas edilicios, de gente que tenemos enferma a la que se le descuenta el día. Es cada vez más el trabajo que tiene el personal. Hay sistemas nuevos, lo que implica más trabajo. Pero cada vez cobramos menos: el aumento no se ve por la inflación y el impuesto a las ganancias", aseguró a LA CAPITAL Sandra Mayol, delegada de Apops. "Los trabajadores ya no aguantamos más", agregó.

La gremialista contó que hace tres años que "no hay paritarias específicas", por lo que "no hay diálogo" y "se impone el aumento marco".

"Venimos hace bastante con esta lucha, Nos mandaron a una conciliación obligatoria. Después de esta conciliación, que fue el 28, el 29 hicimos asamblea sin atención al público y ahora decretamos un paro a nivel nacional", describió Mayol.

A la medida de fuerza no adhirieron la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN) ni el sindicato de trabajadores de la Anses (Sacasfpi), que garantizaron ayer la atención parcial en las distintas sedes.

La medida de fuerza continuará hoy con una movilización que se iniciará a las 8 en la unidad de atención de Luro al 4900, pasará por la de avenida Constitución y culminará alrededor del mediodía en la ubicada en Independencia al 3100.

"Mucha inclusión pero nosotros también queremos que nos incluyan como trabajadores", ironizó Mayol. Y apuntó: "Queremos ser escuchados. El director ejecutivo (Diego Bossio) no nos escucha. Hace bastante que no nos escucha. Nunca fue a una UDAI (unidad de atención integral). No sabe lo que estamos viviendo los trabajadores. Ayer nos dijeron lo que nos iban a descontar si hacíamos paro o asamblea. Son todos aprietes por parte de un gobierno que dice que es democrático."

Según la delegada de Apops, los trabajadores "están cansados" y "las bases dijeron basta". "No se respeta nada. No se respeta la carrera administrativa, no se respeta a los trabajadores que hace años están en categorías bajas. Hay muchas cosas que no se respetan", acotó la delegada gremial.

Comentá la nota