Según la CGT, el desempleo duplica lo que dice el INDEC

La central de Hugo Moyano lo calcula en 16,24%. Para el ente oficial sólo llega a 7,2%.
Para la CGT que comanda el camionero Hugo Moyano, la desocupación real está en 16,24%. Esto es más del doble del 7,2% que informó el INDEC para el segundo trimestre de este año.

Para la CGT el desempleo entre las personas mayores de 15 años es del 9,3%, equivalente a 1.341.475. Pero a esa cifra hay que sumarle el 6,94% o 1.292.720 de personas que reciben planes asistenciales nacionales. O sea, sin contar los programas de carácter municipal y provincial, habría 2.634.195 desocupados. En cambio, para el INDEC, los desocupados sumarían 1.229.000. Así, la conclusión de la CGT es que hay “un ocultamiento de la desocupación”.

La CGT considera “que la presencia del Estado ante situaciones de coyuntura en crisis económicas y sociales es indispensable e insoslayable” y que debe ser “un fiador de la subsistencia digna de los sectores más vulnerables”.

Sin embargo, la CGT agrega que el problema con los programas de asistencia social se plantea “cuando la subsistencia perdura más allá de la crisis y se eternizan en los beneficiarios de tal modo que son dependientes de los programas sociales y, con mayor preocupación, se traslada de generación en generación”.

El estudio de la CGT también pone bajo la lupa los datos oficiales sobre la tasa de empleo: destaca que del 44,5% de la población se reduce al 35,3% si se resta el empleo precario y se achica aun más porque hay un empleo parcial, de pocas horas, escasa remuneración y alta inestabilidad del 11,3%.

El informe cegetista también precisa el alcance de la política de subsidios sociales: marca que en 2010 el 19,8% de los hogares recibía programas sociales.

En 2011 creció al 21,5% y en 2012 dice que subió al 23,5%.

A partir de estos datos, para la CGT cuando estos planes se mantienen en un tiempo prolongado sobre los mismos beneficiarios, “el efecto comienza a ser negativo en lo que concierne a la movilidad social”. Y agregan: “Los mismos beneficiaros dan cuenta de una dependencia casi sin salida de la ayuda estatal y perciben en ello un gran desincentivo a la búsqueda de empleo en blanco” Como balance, la CGT dice que “esta situación denota que la reactivación económica de los últimos no incluyó a todos los hogares por igual. Prueba de ello es que la asistencia del Estado para los más pobres no solo se incrementó en cantidad de recursos económicos sino en variabilidad de planes y en cantidad de beneficiarios”.

Comentá la nota