Según Weretilneck hay extrañas coincidencias entre ATE y el lobby de la carne

Según Weretilneck hay extrañas coincidencias entre ATE y el lobby de la carne

Una jugada a tres bandas concretó en la Exposición Rural de Choele Choel el Gobernador Alberto Weretilneck, al anunciar que van bien encaminadas las charlas para que la barrera sanitaria pase del SENASA a la FUNBAPA, lanzó preocupantes sospechas hacia el gremio ATE porque juega “a favor de la destrucción de la barrera” en coincidencia con lo que quieren los lobistas de la industria cárnica y además mandó un claro mensaje a los trabajadores en conflicto, en su mayoría contratados, porque dijo que en caso de concretarse el cambio de administración, “hay que rever y discutir si necesitamos ese personal”.

Señaló que el paro en los puestos de control, constituye una amenaza “para el capital de los productores y el trabajo de los rionegrinos”.

Weretilneck repitió su visión del conflicto tanto en el discurso como en una ronda de preguntas con los periodistas. Indicó que “hay un fuerte lobby y presión de la industria de La Pampa y Buenos Aires, para que las sobras de su producción (el asado con hueso), ingresen a la Patagonia”, y remató: “por eso, cuando ahora se ve un gremio, lanzando un paro por 10 días, para que ingrese lo que no queremos que ingrese en eso 10 días, uno se pregunta qué es lo que están buscando”.

Al entrar en detalle sobre el paro que se levantó el sábado por la tarde, sostuvo que “yo creo que estamos de acuerdo en una reivindicación salarial, porque en definitiva los derechos de los trabajadores están para ser defendidos por los sindicatos. Ahora, la defensa de los intereses no tienen porque destruir al Estado ¿Qué sentido tiene tomar una medida que lleva a la destrucción de la barrera?”, indicó el mandatario.

Ratificó que “le hemos pedido al ministro de Agricultura, Ricardo Buryaile, que el SENASA devuelva a la FUNBAPA la barrera para tener un control más estricto”.

El gobernador no se mostró muy contemplativo cuando se refirió a los empleados de este sistema de vigilancia sanitario y anticipó que “se puede rever y discutir si necesitamos ese personal. Si el personal, no tiene en cuenta la importancia de su trabajo en función de la economía de la provincia, no sé si tiene sentido que siga trabajando, con esto (el traspaso), hay que rediscutir todo”, y añadió que “hoy ese personal, que le da lo mismo que entre o que no entre fruta o carne del norte, también hay que ver cuál es el compromiso. Los hombres, quienes estamos en el Estado, debemos cumplir para lo que nos manda el pueblo. Y en este caso, a los trabajadores de la barrera, la producción le paga para que controlen el status sanitario. Por lo tanto, si los trabajadores no quieren hacer esta tarea, hay otras oportunidades laborales”.

Desde ayer a la tarde se levantó el paro y hay una reunión pautada para este miércoles entre el Ministro Buryaile y la conducción de ATE en Buenos Aires.

Fue directo cuando comentó que “a nosotros nos llaman la atención estas medidas de fuerza, porque desde principios de año venimos resistiendo. Porque los ataques contra la barrera han sido fuertes y me llama la atención que un gremio juegue fuerte a favor de la destrucción de la berrera”, y agregó otro detalle: “esta semana, cuando se estaba por levantar el paro, ya había camiones esperando para pasar sin controles. Parecería ser que son medidas de fuerza, disimiladas en un conflicto laboral. Para mí que atrás de esto hay algo más y nosotros tenemos que estar muy alertas”, dijo Weretilneck.

Comentá la nota