'Seguramente ese gremio está buscando que el Frente se rompa'

'Seguramente ese gremio está buscando que el Frente se rompa'
El vicepresidente de la Federación Educadores Bonaerenses, el chivilcoyano Guillermo Pombo, fue también uno de los dirigentes golpeados en la brutal agresión que sufrió la titular de la FEB, Mirta Petrocini, el pasado martes en la ciudad de La Plata, al intentar entrar a la reunión paritaria con el gobierno provincial en la sede del Ministerio de Trabajo.
Pombo habló ayer con la LA RAZONpara dar a conocer lo ocurrido y responsabilizó al gremio UDOCBA de haber sido el responsable del ataque. Sobre lo sucedido, el dirigente chivilcoyano que ocupa el segundo lugar en la conducción provincial de la FEB, relató: 'Estábamos convocados como Frente Gremial al primer llamado formal a paritarias en el Ministerio de Trabajo, donde íbamos a tratar de escuchar alguna oferta, esperando el cierre de la negociación nacional que iba a condicionar o servir de piso para que nosotros nos pudiéramos sentar a dialogar y llevar a los docentes una propuesta para que sea puesta a consideración, para poder solucionar este conflicto con los docentes e iniciar el 5 de marzo el ciclo lectivo como correspondía'. 'Al ingreso al Ministerio de Trabajo, había un grupo de más de 200 a 300 personas representando a UDOCBA, había gente de Suteba, y luego llegaron nuestro congresales de la FEB. Cuando íbamos ingresando, a pocos metros de la puerta, tuvimos que pasar por donde estaba el grupo de gente de UDOCBA, identificados con remeras y banderas, comenzaron las agresiones verbales que son merecedoras de reproducir, hacia nuestra presidenta Petrocini', indicó. Guillermo Pombo resaltó: 'Yo puedo hablar del hecho porque iba detrás de Petrocini junto a tres compañeros más, y nos correspondía ingresar porque somos paritarios e íbamos a participar de la reunión. En ese momento empezaron a agredirla y empujarla. Una mujer la agarró de los pelos, le dio un fuerte empujón y la tiró al piso. Nosotros nos tiramos también para levantarla y protegerla y ahí ocurrió lo que no nos vamos a poder olvidar jamás, con Mirta tirada en el piso, algunas mujeres y hombres, le empezaron a pegar patadas cuando ella no podía levantarse. Nosotros también recibimos las agresiones ya que buscábamos que dejaran de pegarle. Nos pegaban con palos, algunos correspondientes a las banderas y otros que no lo eran, por eso digo que esto ya estaba preparado'. 'Tratamos de levantarla mientras recibíamos golpes, pudimos ingresar al Ministerio de Trabajo, y allí volvimos a discutir porque estaba el secretario general de UDOCBA (Miguel Díaz), a quien le dijimos lo que estaba ocurriendo afuera, y él decía desconocer y no se hacía cargo diciendo que no era gente de él', agregó. Sobre lo ocurrido, reflexionó: 'Anoche charlábamos esto y en la historia del sindicalismo en la Argentina jamás ha ocurrido este hecho de violencia, de que se le pegue a una mujer que represente a una organización sindical y menos en el piso. Nosotros no podíamos entender. Estamos muy acongojados y tristes porque no nos podemos sacar esa imagen de ver a Mirta en el piso y que otros compañeros, que son docentes, aquellos que cuando se inicie el ciclo lectivo, tienen que dar clases a los chicos'. También mencionó que en la jornada estuvieron citados 'por el fiscal porque hay fotos que tenemos en nuestro poder en la que hay personas que estaban identificados como docentes y pecheras de UDOCBA, y otras que no, pero tienen la apariencia de estar dirigiendo esto. Estaba muy bien organizado por eso creo que estaba preparado'. Por último, reflexionó sobre el posible objetivo de esa agresión: 'Después de lo que pasó tratamos de analizar fríamente lo que pasó. No sabemos si es para que se rompa el Frente Gremial, en donde tenemos una unión de más de 12 años, que por ser cinco sindicatos, podemos tener alguna diferencia o discusión, pero siempre el camino es el mismo que es la defensa de los derechos de los docentes, más allá de que haya gremios que tenga su inclinación política o sea totalmente independiente, pero respetamos a nuestros compañeros del Frente Gremial. Seguramente ese gremio está buscando que ese Frente se rompa, que tengamos inconvenientes entre nosotros, para que pueda captar nuevos afiliados, pero nada justifica lo que ocurrió'.

Comentá la nota