Seguridad Privada: pobreza y flexibilización laboral

El Sindicato Unidos de Trabajadores Custodios Argentino (SUTCA) se declara en estado de Alerta y Movilización ante la ofensiva de la Cámara Patronal CAESI para lograr más flexibilización laboral. Denuncia que los trabajadores están por debajo de la línea de pobreza.

Desde el sindicato no solo vienen denunciando la falta de respuestas al pedido de participar en las negociaciones paritarias, ante la acefalía y el virtual quite de la Personería Gremial a la UPSRA, que según afirman son aliados incondicionales de los empresarios y tiene múltiples denuncias por corrupción, sino que también advierten sobre las presiones al poder político tendientes a  obtener una mayor precarización laboral.

El secretario general Christian López, advierte ante Mundo Gremial sobre la nueva ofensiva de CAESI “que presagia un anhelo a tener en cuenta de esta patronal explotadora: Ahora reclaman abiertamente una mayor flexibilidad laboral, una mayor precarización de nuestro trabajo.  Hablan de una “legislación laboral inconveniente para nuestro sistema de trabajo de mano de obra intensiva y la ausencia de legislaciones claras”. Demandan “la necesidad de reacomodar lazos de trabajo con las nuevas autoridades relacionadas al sector; dar forma a una nueva negociación paritaria en medio de una crisis sindical que desde hace años viene dañando la actividad” todo esto según rezan textualmente documentos públicos de la Cámara Empresarial.

El líder de los trabajadores de seguridad privada se pregunta “Qué derechos pretenden sacarles ahora a los trabajadores. No les alcanza un Convenio Colectivo de Trabajo hecho a la medida de sus propios intereses, un CCT anti constitucional que incluso prohibía el derecho a huelga, con jornadas laborales de 12 horas o más, con la obligación de trabajar hasta 16 horas diarias si las razones operativas así lo ameritan, con la posibilidad de cambios de horarios y de días según el capricho de la patronal, con horas extras no pagadas y francos no liquidados. Aún quiere más esta patronal con una rentabilidad extraordinaria y sin prácticamente inversión alguna”.

A parte señala una situación preocupante que viven hoy los trabajadores “Según datos oficiales para no ser pobre se necesita un ingreso de $14.500.  Estamos muy por debajo de esa cifra, a pesar de arriesgar día a día nuestras vidas y de tener las precarias condiciones laborales que señalé ¿Quieren más todavía? Y describe una circunstancia por de más alarmante “Ni siquiera invierten muchos de ellos en la capacitación obligatoria; o no la dan, o compran los certificados luego descontados en los haberes bajo la modalidad de adelantos u obligan a los compañeros a pagarlas de sus magros ingresos”.

Ante esto augura un aumento de la conflictividad y se declara el gremio en estado de Alerta y Movilización permanentey analizan posibles medidas en los próximos días.

Comentá la nota