Sejun va al paro a pesar del pedido del TSJ

Sejun va al paro a pesar del pedido del TSJ
El tribunal volvió a insistir en la falta de fondos para un aumento y solicitó el cese de las medidas de fuerza pero el sindicato las ratificó.
Representantes del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) se reunieron ayer con la conducción de Sejun y les reiteraron que no tienen fondos para una recomposición salarial. Además, le solicitaron al sindicato que levante las medidas de fuerza porque el sistema judicial no está funcionando. Así lo informó José Luis Torres, secretario general de Sejun, quien ratificó para hoy el paro de 24 horas en toda la provincia.

“Nos volvieron a decir que están muy preocupados por la situación actual y que terminemos con el plan de lucha; que dependen del Ejecutivo para dar un aumento y que nos pueden brindar una propuesta pero para enero de 2013. Les dijimos que sin una propuesta no podemos abandonar el reclamo”, dijo Torres.

El encuentro se realizó alrededor de las 13 y se pautó una nueva reunión para el viernes. Ayer, desde las 10, acompañados por una delegación del sindicato de ceramistas, los judiciales se manifestaron frente al Tribunal cortando la Avenida Argentina y expresando la falta de independencia del poder judicial.

“Nosotros decimos que la justicia tiene plata para darnos un aumento y que depende del gobierno provincial dando muestras de que no es una justicia independiente. Dadas las circunstancias tendríamos que estar negociando con el gobernador Sapag y no con el Tribunal”, aclaró el secretario general.

En esta línea, los judiciales están pidiendo un aumento sólo para los “trabajadores” excluyendo a magistrados y funcionarios.

“En la calle estamos los trabajadores hace dos meses y por eso queremos que el aumento sea sólo para los trabajadores. Además, un aumento para magistrados es lo que eleva considerablemente la masa salarial porque tiene sueldos promedio de 30 mil pesos”, afirmó Torres.

En tanto, por acuerdo, el TSJ resolvió el viernes que se van a descontar los días a las personas que realicen las medidas de fuerzas. Una decisión que fue considerada un “apriete” por el conjunto de los trabajadores judiciales que el lunes en asamblea ratificaron continuar con el plan de lucha.

La situación tensa el clima interno, dado que se enfrentan las personas que desarrollan medidas de fuerzas con las que prefieren no adherir ante el descuento en sus sueldos.

Comentá la nota