Semana clave para los acuerdos salariales

En medio de los roces entre el Gobierno y parte de la CGT, la UOM retomará las negociaciones este martes y los bancarios, el miércoles. También habrá definiciones con los judiciales bonaerenses y los gastronómicos.
Las negociaciones por una actualización de salarios que llevan adelante distintos sindicatos entrarán la semana próxima en un período clave de definiciones, en medio de las tensiones entre el Gobierno y sectores de la CGT.

Por un lado, la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) y las cámaras empresarias del sector retomarán el martes próximo las negociaciones por un aumento. La UOM, liderada por Antonio Caló, viene de realizar un paro nacional y no logró arribar el viernes a un acuerdo salarial, por lo que las discusiones se reanudarán en las próximas horas.

Los metalúrgicos exigen un aumento del 15 por ciento retroactivo a abril, 7 por ciento en agosto y la incorporación a los básicos de los 300 pesos no remunerativos que se abonaron en enero, febrero y marzo. Así, reclaman un aumento cercano al 25 por ciento mientras que los empresarios ofrecen alrededor del 20.

Por su parte, los bancarios volverán el miércoles a negociar con las cámaras empresarias del sector financiero. El gremio ya advirtió que si no hay un acuerdo convocarán a un paro nacional.

Las cámaras de entidades financieras propusieron un incremento salarial del 18 por ciento, mientras que la Bancaria pide una mejora del 25 por ciento que elevaría el haber bruto a 7.300 pesos.

Por parte de las cámaras empresarias el principal interlocutor es el titular del Banco Nación, Juan Carlos Fábrega, que impulsa un incremento del 19 por ciento. Este jueves, los bancarios realizaron una marcha por el microcentro porteño para dar a conocer su reclamo y advertir sobre la posible convocatoria a una medida de fuerza.

A su vez, los gastronómicos liderados por Luis Barrionuevo también buscarán acelerar las definiciones sobre su paritaria esta semana. El fin de semana largo que culminó con el feriado por el Día del Trabajador, ese sindicato había lanzado un paro nacional, pero el Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria.

Esta semana, Barrionuevo salió a advertir que hay "serios inconvenientes" en esa negociación salarial y ya adelantó que cuando finalice la conciliación obligatoria está dispuesto a convocar a medidas de fuerza. "Empezaremos con quite de colaboración y luego paros, que los haremos en distintas regiones, para luego ir al paro general de distintas actividades, ya que tenemos cuatro cámaras que comprenden a los 300.000 trabajadores que hoy tenemos adheridos a nuestra organización", advirtió.

Barrionuevo cuestionó al Ministerio de Trabajo, al advertir: "nos está exigiendo a todos, también a los metalúrgicos, bancarios, los gremios del Estado, porque entiende que más del 21% no nos van a homologar y ya ocurrió con UATRE, que había conseguido un aumento superior al 30%, y tuvo que recurrir a la justicia porque no se lo homologaron".

"Ahora el Gobierno nos quiere imponer un tope. Este año terminamos de cobrar el 34% del año pasado. Y ese es otro tema, porque todos los empresarios pactan en tres tramos de pagos, pero luego de los incrementos que sufre en cada hogar al final del año no termina alcanzando.

Los salarios van por las escaleras y los precios por el ascensor, como dice un viejo axioma", se quejó.

En tanto, en las próximas horas también habrá definiciones en el conflicto que mantienen los judiciales bonaerenses, en el que el Ministerio de Trabajo provincial dictó la conciliación obligatoria.

Los empleados del Poder Judicial provincial llevan más de dos meses de medidas de fuerza, en tanto que deberá concurrir a una Audiencia de conciliación para el lunes a las 18:00 en el Subsecretaría de la Negociación Colectiva del Sector Público.

La Asociación Judicial Bonaerense (AJB) reclama la reimplantación de la ley porcentual, que permitirá a los empleados cobrar en forma proporcional a lo que perciben los miembros de la Suprema Corte Provincial.

Comentá la nota