Semana de definiciones por los salarios de los estatales

Semana de definiciones por los salarios de los estatales
La totalidad de los gremios que representan a los trabajadores, tanto de la sanidad como a los de la administración centralizada y de las municipalidades y comuna espera que el Ejecutivo eleve un nuevo ofrecimiento salarial que supere el 25% ofrecido.
Comienza, para la mayoría de los gremios estatales, una semana de definiciones en materia de negociaciones salariales y laborales con el Poder Ejecutivo.

La semana pasada fue una de ofrecimientos por parte del Gobierno, tanto a los representantes de la salud como a los que representan al resto de la administración pública.

Claro está que los porcentajes, que fueron desde el 20 por ciento al 25 por ciento, dependiendo del sector, fue rechazado por los representantes gremiales, los cuales apuntan llegar a un 30 por ciento o en su defecto alcanzar lo obtenido por las fuerzas de seguridad.

Tanto de los gremios del sector de la salud como los estatales y los municipales, anunciaron que en caso de no tener respuestas favorables iniciarán sendos planes de lucha, lo que complicaría las negociaciones.

A pesar del "agradecimiento" (por la comprensión) hecho a los gremios por parte del Gobernador José Alperovich, lo gremios no estarían dispuestos a aceptar ofertas, según lo señalaron, que sean inferiores a los porcentajes obtenidos en las negociaciones del año pasado.

Desde la Federación de Sindicatos Municipales y Comunas Rurales hicieron conocer su "desacuerdo" con el ofrecimiento de incrementos salarial realizado por el Estado de un 25 por cientos.

Por medio de su titular, Enzo Alarcón, la Federación señaló que "esa propuesta es una miseria, teniendo en cuenta la escala de sueldos que rige para la administración centralizada, municipios y comunas rurales".

"Esa oferta realizada por el Gobierno está lejos de las expectativas de los trabajadores que vienen soportando los constantes aumentos en los productos de la canasta familiar y que tuvieron que endeudarse para enviar a sus hijos a las escuelas, acudiendo a los préstamos en bancos, financieras, prestamistas, etc., con usurarios intereses, por lo que la demora en las negociaciones salariales está poniendo impacientes a los empleados", manifestó Alarcón,

Por otra parte el representante gremial señaló que "se ha convocado, conjuntamente con la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) a un plenario de secretarios generales y delegados para el próximo martes 19 de marzo a las 10.00 a concretarse en la Capital tucumana".

"En caso de no tener una propuesta superadora por parte del Ejecutivo se determinará un plan de lucha" aseguró el dirigente, agregando que "no se puede sostener esta situación con un básico miserable de 1338,62 pesos, cuando la inflación carcome todos los días a la economía de cada trabajador que necesita contar, como mínimo, de un sueldo de bolsillo de 5000 pesos para poder hacer frente a las primordiales necesidades del hogar", sentenció el titular de la Federación de Sindicatos Municipales y Comunas Rurales.

También desde el sector de la salud expresaron su rechazo a las ofertas del Estado, al tiempo que desde el Sindicato de Trabajadores de la Sanidad (SITAS) como desde la Asociación de Trabajadores de la Sanidad Argentina (ATSA), seccional Tucumán, anunciaron la realización de asambleas y plenarios donde evaluaran los pasos a seguir.

El Gobierno tendrá la última palabra, ya sea elevando la propuesta primaria, o manteniéndose en los porcentajes ofertados en el último encuentro, lo que podría provocar el malestar generalizado por parte de los gremios, quienes ya anticipan medidas de fuerza en caso de no llegar a un acuerdo.

Los gremios se mostraron molestos con las autoridades en el hecho de que no se cumplieron con los puntos acordados en actas anteriores como la equiparación de las asignaciones familiares o el programa de titularización del personal contratado o jornalizado, especialmente en el interior, por lo que los primeros puntos de las negociaciones están centradas en conseguir que se cumplan con los acuerdos rubricados en años anteriores.

Comentá la nota