El SEOM repudió candidaturas de Bejarano y Cayo

El SEOM repudió candidaturas de Bejarano y Cayo
El SEOM Jujuy repudió enérgicamente las candidaturas de José Luis Bejarano a concejal en primer término y de Emilio Cayo a diputado provincial en segundo término, lanzados desde una fuerza política kirchnerista local.
“Ambos usurpadores, ahora devenidos en candidatos nada más y nada menos que a legisladores, han sido los responsables de introducir un internismo feroz en el SEOM antes, durante y después de las elecciones”, expresó el gremio.

Resaltó que Bejarano, por caso, está denunciado por el delito de amenazas de muerte con arma de fuego, y junto a Cayo “configuran una dupla de atorrantes que se mueve en el escabroso mundo de los negocios nocturnos, convirtiendo a nuestro gremio en la base de sus operaciones”.

“Han intentado sobornar a nuestros dirigentes, presionaron y amedrentaron a los compañeros municipales, lanzaron campañas difamatorias, utilizaron a Hugo Prieto como idiota útil para perpetrar sus tropelías dentro y fuera del SEOM, forzaron a personas que cobran planes a realizar medidas como si fuesen municipales. Están detrás de los manejos económicos irregulares que se están denunciando actualmente, como el libramiento de cheques sin fondos y el vaciamiento de las arcas del gremio, alimentando sus inconfesables intereses mientras usan como guarida nuestra señera institución sindical”, reveló el gremio en un documento.

“Estas candidaturas –advirtió luego- no sólo son una cachetada a los trabajadores municipales, sino una burla a los ciudadanos de San Salvador de Jujuy y a los de toda la provincia, que ven azorados el desparpajo de quienes se creen intocables y la evidente vulnerabilidad de nuestro sistema democrático, absolutamente permeable a la aparición de estos pillos en las listas”.

“Esto solo puede ocurrir en sociedades donde campea la impunidad, como ocurrió en el Tucumán de los 90, donde se presentó como candidato a gobernador uno de sus máximos verdugos: Antonio Domingo Bussi”, concluyó.

Comentá la nota